post

Reconociendo nuestra Tierra Bonita

Recorrido por la vereda La Alacena y Río Frío, Támesis

El 30 de abril de 2019, el grupo de investigación comunitaria Mi Tierra Bonita, producto de la Escuela de la Sustentabilidad del Suroeste de Antioquia realizada en el año 2017, acompañados de estudiantes de las instituciones educativas San Antonio de Padua y Víctor Manuel Orozco, y con la guía del CODEATE, Acuatámesis, ACATA y Censat Agua Viva realizaron una caminata de reconocimiento territorial y ejercicios de monitoreo ambiental de las veredas La Alacena y Río Frío de El Municipio de Támesis.
Los objetivos de la actividad fueron reconocer el cambio del uso del suelo y del agua en el territorio, ya que se han presentado varias compras de fincas en la parte alta de La Alacena con el fin de sembrar miles de palos de aguacate. Con la llegada de los aguacateros se vislumbra un conflicto ambiental por el uso de las fuentes de agua debido a que la comunidad de la vereda se verá afectada por la cantidad de químicos que requieren los monocultivos de aguacates.
El otro objetivo fue realizar un taller sobre el monitoreo comunitario del agua en el Río Frío y la importancia de la gestión comunitaria del agua, el reconocimiento de las amenazas que existen en el territorio y las alternativas que hay para la distribución, gestión y acceso al preciado líquido, lo que permite generar mayor conciencia frente a los nacimientos de agua y los usos que se le dan.

Los caminantes transitaron caminos que en un futuro cercano serán cerrados para dar paso a los monocultivos de aguacates y a sus letreros de propiedad privada. “No pase”, será el paisaje que marcará el territorio, incluso ya se tuvo que cambiar la ruta de tránsito habitual, pues en este momento hay zonas donde no se puede caminar libremente.
Tras el recorrido, queda la preocupación de perder los relictos de bosque nativo que aún se conservan en la parte alta de la montaña y que son el hogar de flora y fauna única en la zona. Estos bosques se caracterizan por la diversidad, por la humedad y por ser protectores de las aguas que consumen quienes habitan bajo su sombra y protegen de posibles derrumbes del suelo. Se espera que este ejercicio realizado con personas de distintas edades contribuya a seguir generando espacios para el aprendizaje, el intercambio de saberes y la defensa de La Alacena, de Rio Frio, de Támesis y del Suroeste, que son Territorio Sagrado para la Vida.

  Vereda La Alacena