post

El Cinturón Occidental Ambiental – COA – como proceso de articulación de organizaciones sociales y ambientales que desde hace 10 años construimos Territorios Sagrados para la Vida en las majestuosas montañas del suroeste de Antioquia, saludamos el reciente lanzamiento de la campaña “Salvemos al Suroeste”.

Tenemos la convicción de que el suroeste de Antioquia “Lo Salvamos” desde la premisa del reconocimiento territorial como condición necesaria para visibilizar los conflictos ambientales generados por proyectos mineros, energéticos, agroindustriales, turísticos y legislativos que, desde la lógica extractiva, pretenden arrasar con las tradiciones campesinas, la cultura indígena, los ríos y la biodiversidad de la Montaña.

Caramanta, Valparaíso, Támesis, Jericó, Tarso, Pueblorrico, Hispania, Andes, Jardín y los resguardos indígenas, todos hijos e hijas de la cordillera occidental, y también de la central, sufrimos el flagelo de un modelo ex propiandi que requiere acciones urgentes de transformación para salvaguardar el patrimonio cultural y ambiental.

SÍ, ¡Salvemos al Suroeste! de AngloGold Ashanti, es justo y necesario, pero también salvémoslo de la locomotora minero-energética que amenaza seriamente a Caramanta y los demás pueblos allende el río Cauca.

¡Salvemos al Suroeste! de las empresas que fomentan el despojo y desarraigo de nuestras tradiciones culturales, aquellas que con títulos y distritos minero-energéticos, amenazan nuestra construcción de Territorios Sagrados para la Vida.

SÍ ¡Salvemos al Suroeste! de los proyectos extractivos, de los monocultivos de pino y eucalipto, cítricos y aguacates, entre otros, que se extienden por doquier maltratando la tierra y a la Montaña Madre, santuarios de biodiversidad y refugio de las aguas.

SÍ ¡Salvemos al Suroeste! de las grandes represas y microcentrales que hieren nuestros ríos, controlan el presente y acotan nuestro futuro.

¡Salvemos al Suroeste! de todas las violencias y maquinarias políticas que ignoran nuestros sueños y violentan las autonomías.

¡Salvemos al Suroeste! con los Planes de Vida Comunitarios y los Mandatos Populares COA pues con los procesos de participación social efectiva y afectiva y la educación popular territorial, será posible transformar los conflictos ambientales y consolidar transiciones hacia prácticas sustentables con el Territorio.

SOMOS CUERPO, SOMOS AGUA, SOMOS VIDA, SALVEMOS AL SUROESTE DE ANTIOQUIA CONSTRUYENDO TERRITORIOS SAGRADOS PARA LA VIDA