post

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

SOBRE LA INJERENCIA DE LA ANGLO GOLD ASHANTI EN JERICÓ

Territorio COA, Diciembre 31 de 2019

El Cinturón Occidental Ambiental (COA) como proceso de articulación de organizaciones sociales y ambientales que construimos Territorios Sagrados para la Vida en las majestuosas montañas del suroeste de Antioquia, nos manifestamos ante la opinión pública nacional e internacional frente a la presión y cooptación al que ha sido sometido el Concejo Municipal de Jericó por parte de la AngloGold Ashanti y el gobierno nacional.

Durante los últimos días se ha evidenciado una fuerte confrontación en el Concejo Municipal de Jericó en el trámite de ajustes y actualización al esquema de ordenamiento territorial, instrumento jurídico en el que se definen políticas públicas municipales en relación a los usos del suelo, la zonificación del territorio, las zonas de riegos e inundaciones, el patrimonio cultural y ambiental, la participación social y la educación ambiental, entre otros. Estos lineamientos se trabajaron en un estudio conjunto realizado por la universidad EAFIT y la administración municipal, elaborando un documento donde se plasman los soportes técnicos de planeación para los próximos años.

El proceso de aprobación del acuerdo municipal que valida la actualización al esquema de ordenamiento territorial, planteó un punto álgido y una fuerte preocupación a la empresa minera AngloGold Ashanti y al gobierno nacional, porque se pretendía, dentro de los usos de suelo, prohibir la megaminería de metales como condición necesaria para garantizar la protección del patrimonio cultural y ambiental de Jericó.

Durante los días de socialización del proyecto de acuerdo municipal, mediante cabildo abierto realizado el 23 de diciembre, además de la sesión del concejo municipal el 26 del mismo mes, la Agencia Nacional de Minería, el Ministerios de Minas y Energía, la Secreataría de minas del departamento, la Procuraduría y la Corporación “Autónoma” Regional Corantioquia, emitieron oficios presionando insistentemente al Concejo y Alcaldía municipal, para que descartaran la promulgación de dicho acuerdo, señalando que las autoridades locales no pueden prohibir la actividad minera en sus municipios.

La discusión toma fuerza principalmente sobre el Proyecto de Interés Nacional y Estratégico (PINES), es decir, el proyecto Quebradona de la AngloGold Ashanti, en el que toda la institucionalidad nacional hacen un sorpresivo despliegue para intervenir en el recinto del concejo municipal, facilitar la megaminería por encima de las comunidades locales. De igual manera, inesperadamente Corantioquia se retracta del documento de concertación que firmó en el mes de septiembre del presente año con la administración municipal, dejando un gran manto de duda sobre su qué hacer institucional.

Todo este escenario de intromisión, cooptación e intimidación, generó que siete concejales, de once, irresponsablemente se ausentaran del debate, no asistiendo al recinto de los Corporados, entre ellos la presidenta del Concejo Martha Cecilia Espinosa, quienes con su ausencia hundieron el proyecto de acuerdo por el cual se actualiza el esquema de ordenamiento territorial.

Sorprende que los aliados de la AngloGold Ashanti hayan hecho una oposición de cobardes. Tanto los concejales promineros como Corantioquia, no dieron la cara para debatir con amplitud sus oficios y conceptos sobre el ordenamiento territorial, escudándose en  comunicados contraditorios y sin fundamento ético, político y jurídico.

Queremos aclarar que las recientes sentencias, además de regresivas, de la corte constitucional, se han pronunciado sobre -y han bloqueado- las consultas populares y los acuerdos municipales, como mecanismos e instrumentos no válidos para prohibir el extractivismo en los territorios. Sin embargo, aún no ha habido un pronunciamiento que invalide el esquema de ordenamiento territorial para incidir en esta decisión. No entendemos cuál es el temor, el país necesita nuevas sentencias que permita aclarar vacíos y vicios existentes entre la autonomía de las entidades territoriales, la centralidad del Estado, la protección del patrimonio cultural y ambiental, la participación social: que sean los jueces quienes se pronuncien y el pueblo que juzgue.

Por estos motivos queremos señalar la intromisión de la AngloGold Ashanti en los ejercicios de la autonomía de las entidades territoriales, vulnerando la participación y definición de políticas públicas y proyectos de vida en común acordes con el principio de sustentabilidad y las dinámicas históricas, económicas, culturales y ambientales del territorio.

Finalmente queremos expresar nuestro reconocimiento y agradecimiento al alcalde Jorge Andrés Pérez Hernandez, a los concejales Jhon Jairo Arcila Sierra, Oscar Bermúdez Cataño, Jovany Zapata Hernández, Carlos Arturo Londoño Jaramillo, a los campesinos y campesinas de La Soledad y Vallecitos, quienes fueron coherentes con la protección del patrimonio cultural y ambiental. Los resultados  no siempre son los determinantes para valorar los procesos de resistencia, la forma del cómo se hace y con quiénes se construye son fundamentales para continuar esta lucha desde todos los rincones de nuestros ríos y montañas. Ustedes conjuntamente con organizaciones sociales, son un aliciente para seguir avanzando.

El rol que desempeñaron en estos períodos será fundamental para continuar, desde sus experiencias, el fortalecimiento del proceso organizativo en Jericó. Sabemos que este juego sucio de la empresa minera traerá aires renovadores y creativos que unirán nuestras fuerzas al clamor de la montaña Madre, al clamor del suroeste. Les invitamos a continuar sus labores desde el movimiento social.

La articulación regional se sigue fortaleciendo, nuestras voces gritarán al unísono el canto por la vida, con paso firme seguiremos sembrando indignación y resistencia. Llevamos 10 años y nunca nos van a derrotar: largo es el camino y esto apenas empieza.

 

“Mamá, el pueblo se organiza,

generando conciencia pa salir a luchar!

Mama qué será lo que quiere el Pueblo: Plan de Vida

Mama qué será lo que quiere Pueblo: Vida Digna