post

Mandatos Populares acogidos por el Concejo Municipal de Pueblorrico

Periódico La Calle 30

En la mañana del Domingo 7 de Diciembre, el Honorable Concejo de Municipal de Pueblorrico, acogió dos de los Mandatos Populares presentados por el Comité de Concertación Social: Pueblorrico por la Defensa del Territorio y promulgó dos Acuerdos municipales:

1. ACUERDO # 013 de 2014: “Por medio del cual se crea la declaratoria de actores no gratos en Pueblorrico con el objeto de reclamar y garantizar la participación ciudadana para la protección de la vida, el agua y el territorio”.

2. ACUERDO # 014 de 2015: “Por medio del cual se prohíbe el uso del cianuro y el mercurio con el objeto de proteger la vida, el agua y el territorio”

El Tercer Mandato Popular es la convocatoria a la Consulta Popular por la Vida, el Agua y el Territorio que va dirigido directamente al Alcalde Municipal de Pueblorrico, la Comunidad está a la expectativa de la resolución del alcalde que convoque a Consulta Popular.

Los honorables Concejales de Pueblorrico expresaron que un Mandato Popular es de obligatorio e inmediato cumplimiento pues las comunidades plantean una exigencia para un tema de vital importancia, y como voceros de la comunidad de Pueblorrico, aceptan, sin duda alguna, los Mandatos que la comunidad presentó en el Cabildo Abierto del 30 de noviembre.

Los Mandatos Populares presentados por el Comité de Concertación Social: Pueblorrico por la Defensa del Territorio, que reúne a los grupos organizados del municipio, plantean tres propuestas:

PRIMER  MANDATAMOS: Declaramos como actores no gratos en Pueblorrico a Anglo Gold Ashanti, Solvista Gold, I´m Gold, Angel Gold, Anglo American Gold, Sociedad Soratama, Mineros de Colombia S.A, Caramanta Conde Mine, Cablemas Pueblorrico Televisión, Hernando Calle Arango y todas aquellas empresas mineras y aliados que pretenden pasar por encima de la autonomía de este Pueblo que hoy reclama Dignidad!

SEGUNDO MANDATAMOS: Prohibir el uso del Cianuro y el Mercurio en el Municipio de Pueblorrico Antioquia para garantizar nuestros derechos fundamentales y sagrados a la Vida, al Agua y al Territorio.

TERCER MANDATAMOS: Convocar a Consulta Popular por la Vida, el Agua y el Territorio.

Que la siguiente pregunta se someta a votación popular:
¿Está de acuerdo, sí o no, que en el municipio de Pueblorrico Antioquia, el Derecho a La Vida, al Agua y al Territorio sean declarados Derechos Sagrados, Supremos, Autónomos y Colectivos que están por encima de cualquier proyecto minero, energético, tratados comerciales e industria extractiva?

Read more at http://lacalle30.blogspot.com/2014/12/mandatos-populares-acogidos-por-el.html#FmO7BbPSKuYPd3YO.99

post

Verdes Sublimes

Leidy López Toro  

Leidyloto@gmail.com

Jóvenes por la Defensa del Territorio – Jódete

Verdes sublimes, verdes de vida que alivian la llevadera existencia de quienes habitan estas tierras de montañas eminentes y fastuosas que se confunden con la infinidad del cielo, pareciera que encaramarse en ellas significara tomar la mano de Alá, Jehová, Buda, el Dios cristiano y demás gobernantes de lo divino, incluso sentir un big bang en el cuerpo, una explosión creadora de sensaciones que carecen de explicación. Pero tal majestuosidad de apariencia inaccesible jamás fue utópica para estas gentes de estirpe heroica, habitantes de un Edén nacido de huidas de amor que en principio fue guarida y tuvo su metamorfosis para erigirse pueblo, el pueblo de un amor de tipo erótico y familiar entre un Don y una Doña, Pedro Orozco y Rafaela Gómez respectivamente, culpables de heredarles un paraíso a esas gentes hoy agradecidas por tal efecto.

Un accidente geográfico que pareciese calculado, un accidente como los de Sara Maíz que se da un golpe en un bus y de forma casi mágica se gana diez mil pesos que reemplazan los pasajes que le prestó el vecino en Parque Berrio que a su vez reemplazaban los tres mil que rato antes le había quitado un bufón tan generoso que le dejó dicho que tenía una cara bonita, eso es ser bufón con causa. Así, tal cual, un accidente geográfico majestuoso.

Topofílica me llaman, como si fuese un vicio que no sana, que estoy enferma y me consumo por un pedazo de tierra del que ni siquiera la mitad de un cuarto es mío, pero el cielo pertenece a todos y todas y para mí lo que está bajo el cielo de Támesis me pertenece como les pertenece a ustedes, no le pertenece más a Natalí por haber nacido allá, no me pertenece más a mí que nacida en la tierra de Gonzalo Arango me enamoré de Támesis por haber crecido en una de sus lomas, no les pertenece más a ustedes por haberlo conocido cuando lo hayan conocido, no les pertenece más a quienes aún no tienen el privilegio, no les pertenece más a los ausentes y no les pertenece más a quienes en este preciso instante respiran Támesis, nos perteneces a todos y todas. Les regalo a Támesis enteritico, sin fragmentarlo o concesionarlo, a cada uno y a cada una le ofrezco a Támesis completo, sin que una casa se quede por fuera, sin que una gota de agua del San Antonio se les escape, incluso se los regalo con mis papás adentro porque en esencia ellos son Támesis. No tomen un pedazo, no, apriétenlo todo y abrácenlo que él les quiere tanto, pero tanto que cada que lo visiten él les besará los pies, les dará calorcito de pueblo y les soplará caricias que les despeinen. Aprópiense de esa pared verde que ven desde que llegan, obséquienle besos a lo lejos que ella responde con cada árbol, con cada cascada, suban a lo más alto para que comprendan el regalo que les estoy haciendo, crean o no en dios o en la religión cojan a picos tronaditos ese cristo rey, envídienlo porque cada día sin falta se apropia tempranito del crepúsculo matutino o llámenlo aurora, amanecer o llegada del día y luego de nuevo sin falta ese cristo es testigo del crepúsculo vespertino, del ocaso que empieza a llevarse consigo un día tamesino. La noche en Támesis para mí no es una noche cualquiera, estar sobre el suelo que amo y bajo la bóveda celeste (cielo) que me ama hacen que cada anochecer sea, permítanme decirlo, un orgasmo exquisito.

Habiéndoles regalado ese pedazo que me enrolla la vida y para no extenderme más repitiendo lo sublime que para mí es Támesis, quiero advertirles que me estoy enamorando de jódete, que lo político también es colorido y que el trabajo serio no le quita su carácter sensible, que no somos cosas trabajando por una causa, somos personas de las más imperfectas dejándonos seducir por un móvil tan, a mi criterio, romántico como es defender el territorio. Los panoramas desoladores que nos dejan a veces las malas nuevas sobre cómo se nos están robando el bien común hacen que el proceso se vea como un simple cuestionamiento a un problema, pero yo les invito personalmente a dejar de creer que somos la respuesta a un problema, somos más que eso; somos comunidad y tenemos una potestad casi suprema para elegir el bienestar, somos jóvenes también con la capacidad de levantar muros de contención a los derrumbes sociales o ambientales para el caso.

Por eso, así como les regalo a Támesis bello, les regalo una bandera imaginaria que pueden usar de capa, una bandera que diga sí a la vida porque en últimas por donde quiera verse es ella la que está en juego y no sólo en Támesis, no sólo en el suroeste, no quiero parecer exagerada pero básicamente el riesgo está en todo lo que se encuentre bajo ese mismo cielo que se ve desde Alaska a la Patagonia y desde América hasta Asia que también es el cielo de ustedes y mío. No es inmediato, un río seco no mata medio país, eso creemos ¿no?, he escuchado que “el vuelo de una mariposa en oriente puede ocasionar una tormenta en occidente” por lo que no estoy segura que tan ileso quede por ejemplo un japonés o una japonesa si se empezaran a secar las quebraditas más pequeñas, es tan absurdo.

post

Cuarto Encuentro Consejo de Concejales

El 27 de Agosto se dieron cita en la Casa de la Cultura Hipólito de J. Cárdenas del municipio de Támeis, concejales y alcaldes del suroeste de Antioquia con el propósito de discutir diferentes mecanismos jurídicos y políticos para la defensa del territorio.

Támesis, Pueblorrico, Jardín, Jericó, Tarso, Santa Bárbara, entre otras delegaciones más y grupos organizados del Suroeste como el Cinturón Occidental Ambiental – COA, grupos locales como el Comité por la Defensa Ambiental del Territorio – Codeate, grupo de jóvenes y estudiantes, participaron en la discusión “Herramientas jurídicas para la defensa municipal del territorio” que fue el tema que convocaba al encuentro Consejo de Concejales.

Invitados especiales como magistrados de la Corte Constitucional, del Tribunal Administrativo de Antioquia, representantes de la Federación Nacional de Municipios y el Cinturón Occidental Ambiental – COA, presentaron sus ponencias y propuestas socio-políticas y jurídicas para implementar en el Suroeste de Antioquia.

Con un análisis de la ley 685 de 2001 (Código de Minas) del proyecto de ley 1382 de 2010 (reforma al código de minas), el decreto 0934 de 2013 y la sentencia C-123/14 (demanda de inconstitucionalidad contra el artículo 37 de la ley 685 de 2001 y del artículo 2 del decreto 0934 de 2013) se planteó una discusión sobre posibles acciones que deberían implementar concejos y alcaldías para defender su territorio.

La sentencia C-123/14 ha generado un debate nacional de gran trascendencia jurídica y política, pues surge como respuesta a la demanda de inconstitucionalidad del artículo 37 del código de minas para declararlo inexequible, es decir, sin eficacia jurídica. Sin embargo, la corte constitucional ratificó el artículo 37 pero determinó que “los entes territoriales deben tenerse en cuenta por el gobierno cuando defina zonas mineras”[1].

el debate estaba planteado hace meses. Una consulta popular realizada a mediados de 2013 en la población de Piedras (Tolima) […] Ello se convirtió en la génesis de una polémica: ¿pueden las comunidades frenar el desarrollo de proyectos mineros?. […]

La idea es que, en adelante existan mecanismos de concertación que les dé participación de las regiones cuando se trata de proyectos mineros que se vayan a desarrollar en sus territorios”[2].

Bajo esta premisa emitida por la Corte Constitucional, se propone que se solicite a las instancias estatales determinar cuáles serán las condiciones y garantías de estos mecanismos de concertación, mientras no se den esas garantías, los proyectos mineros deberían detenerse; no se trata de concertar y mitigar el manejo de impactos ambientales, sino establecer condiciones de coordinación, concurrencia y subsidiariedad invocando el principio de autonomía territorial consagrados en los artículo 287 y 288 de la Constitución Política de Colombia.

El Cinturón Occidental Ambiental – COA, articulación regional para la defensa del territorio y fundador y promotor del encuentro Consejo de Concejales del Suroeste de Antioquia, centró su discusión en la movilización social y la importancia de las consultas populares para implementar en algunos municipios del suroeste, como un ejercicio de resignificación del territorio y acciones políticas donde las comunidades proyectan su derecho a decidir a partir de un ejercicio popular como la Consulta.

La Consulta Popular también debe ser tenida en cuenta para acordar con las autoridades territoriales concernidas, las medidas necesarias para la protección del territorio, es una clara propuesta de la movilización social para que se incluya, en  la decisión que la Corte Constitucional emitió, mediante la Sentencia 123 de 2014, para que exista armonía entre el Principio de centralización del Estado y el Principio de Autonomía Territorial.

El Suroeste de Antioquia ha alimentado la discusión a nivel nacional frente a temas de la descentralización del Estado y la autonomía de las entidades territoriales, elementos políticos que seguirán siendo parte del debate nacional para la defensa del Territorio.

Las acciones jurídicas son importantes pero no deben ser el centro de la acción de la movilización social, nuestro eje central será la cultura, como un referente esencial que nos permitirá construir territorio, acciones políticas, herramientas jurídicas y propuestas económicas a partir de lo que hemos sido y lo que queremos transformar y construir, con espíritu de lucha y pensamientos propios.

Suroeste de Antioquia: Territorio Sagrado para la Vida

La Calle 30

Cinturón Occidental Ambiental – COA

Read more at http://lacalle30.blogspot.com/2014/09/cuarto-encuentro-consejo-de-concejales.html#W1iFC2WLODHi4JIj.99

 

IMG_1777

 

IMG_1772

IMG_1771

______________________________________

[1] http://www.semana.com/nacion/articulo/mineria-gobierno-debera-consultar-regiones/379631-3

[2] Ibídem.

 

post

Foro Popular: Territorios para la Vida

Con el ánimo de integrar diversos procesos y acciones en defensa del territorio, queremos invitarles al FORO POPULAR: TERRITORIOS PARA LA VIDA, el cual se llevará a cabo el día JUEVES 28 DE AGOSTO DE 2014 EN LA UNIVERSIDAD SAN BUENAVENTURA, SEDE SAN BENITO – Medellín -, DE 2:00 A 6:00 p.m.

Esta es una apuesta para compartir la labor de articulaciones y movimientos que desde diversos lugares del departamento de Antioquia y a nivel nacional han venido tejiendo procesos comunitarios en defensa de sus territorios frente a proyectos y megaproyectos minero-energéticos y al modelo extractivista en general.

En el evento se lanzarán, además, diversas publicaciones relacionadas al tema extractivista, procesos comunitarios y de defensa territorial, como son:

-Extractivismo, conflictos y resistencia de Censat Agua Viva

-Por un país al alcance de la niñez (corazonada frente al Extractivismo) de Censat Agua Viva

-Los Territorios la Minería y nosotras: Las Mujeres nos preguntamos (guía de trabajo) de Censat Agua Viva

-Boletín (In)Justicia Hídrica de la Alianza Justicia Hídrica

Esperamos su asistencia

Convocan y organizan:
COA – Cinturón Occidental Ambiental
CENSAT AGUA VIVA
Red de Acción Frente al Extractivismo
Ríos Vivos Antioquia
JODETE – Jóvenes en Defensa del Territorio

Territorios Para la Vida

post

Cinturón Occidental Ambiental – COA

El Cinturón Occidental Ambiental (COA) es la articulación y coordinación de organizaciones campesinas, indígenas, ambientales y sociales que buscan defender y proteger el territorio, y el derecho territorial, como un espacio de construcción colectiva, sagrado para la vida, en el cual se tejen relaciones sociales, culturales, políticas, económicas y ambientales, dando origen a identidades compartidas, constituyendo el patrimonio ambiental, social y cultural en el suroeste antioqueño mediante estrategias de acción regional

El Cinturón Occidental Ambiental (COA) se constituye a partir del 2011 y aparece como movimiento regional del suroeste antioqueño en respuesta a las necesidades de establecer estrategias en defensa del territorio y de la vida frente a la explotación minera por parte de transnacionales productoras de deterioro Ambiental, Económico y Social. Es una respuesta alterna al llamado COC (Cinturón de Oro de Colombia) el cual establece que los Municipios de Caramanta, Valparaíso, Támesis, Jericó, Tarso, Pueblorrico, Andes y Jardín, constituyen una zona geológicamente homogénea con altas similitudes para la explotación minera y geográficamente corresponde a un flanco o cinturón que se desprende de la Cordillera Occidental, en un área que abarca la confluencia del Río San Juan y el Cauca.

cinturón de oro

De esta manera el Cinturón Occidental Ambiental (COA) se ha constituido como la articulación y coordinación de organizaciones campesinas, indígenas, ambientales y sociales que buscan defender y proteger el territorio, y el derecho territorial, como un espacio de construcción colectiva, sagrado para la vida, en el cual se tejen relaciones sociales, culturales, políticas, económicas y ambientales, dando origen a identidades compartidas, constituyendo el patrimonio ambiental, social y cultural en el suroeste antioqueño mediante estrategias de acción regional. El amor a culturas propias, fuentes hídricas, paisajes, alimentos y formas de vida, ayudarán a iniciar procesos de auto-reconocimiento y crear conciencia de lo que somos cultural y socialmente, fortaleciendo potencialidades y alertando de las amenazas que recaen en el territorio.

La región del suroeste, caracterizada por su gran diversidad natural y cultural, cuenta con una población principalmente mestiza de aproximadamente 123.542 habitantes (DANE, 2009), en una extensión de 1.578 Km2, donde también cohabitan cinco asentamientos de la etnia embera Chamí, que se establecieron desde mediados del siglo XVI, provenientes del Chocó y Risaralda. De esta manera El COA ha integrado la participación de los herederos que habitaron el territorio desde hace siglos y ha fomentado la participación cultural en el que los resguardos indígenas – como Karmata Rua (Jardín), Marcelino Tascón (Valparaíso), Bernandino Panchí (Pueblorrico), Miguel Cértiga Tascón (Támesis) y Hermeregildo Chakiama (Ciudad Bolívar) – han cristalizado esfuerzos para construir procesos culturales que permitan consolidar mecanismos de defensa de los intereses colectivos de la región.

En esa integralidad del territorio del suroeste antioqueño en el cual es posible apreciar su valoración con base a la riquezas naturales, diversidad cultural, patrimonio histórico y arqueológico, ha sido posible identificar amenazas que afectarían irreversiblemente su contexto natural y cultural. Revisando el catastro minero atribuido a estos municipios y resguardos indígenas, se puede afirmar que más del 90% de este territorio está solicitado y titulado para exploración minera por parte de empresas transnacionales, entre las que se encuentran la Anglo Gold Ashanti AGA (Sudáfrica), Solvista Gold (Canadá), Continental Gold (Canadá), Tolima Gold (Canadá), Colombian Mines Corporation (Canadá), B2Gold (Canadá) con su proyecto Quebradona compartido con la AGA, entre otras más. Todas estas empresas se encuentran en su fase de exploración, algunas desde el año 2005.

Mapa

Por otro lado, se han presentado alarmas con relación a que la mayoría de los ríos del suroeste antioqueño están siendo concesionados a particulares para la construcción de microcentrales hidroelétricas, se ha dado un crecimiento intensivo de monocultivos y agrotóxicos durante los últimos 20 años, la biopiratería y la persecución de las economías propias y semillas nativas, que garantizan la soberanía alimentaria, todas estas actividades están generando conflictos en el territorio que ineludiblemente cambiará el modo de vida de los campesinos, agricultores, ganaderos e indígenas de Antioquia.

En reconocimiento de que el territorio del COA está configurado por nueve pequeños poblados, de topografías quebradas y muy montañosas, con vertientes húmedas, cálidas y frías, con áreas de bosques secundarios, sub-andinos y alto-andinos, de alta biodiversidad y exuberantes paisajes que dan origen a una importante estrella hidrográfica, con una serie de actividades socioeconómicas similares, sustentadas principalmente por economías de subsistencia o campesina, ligada a la producción cafetera, se ha venido realizando desde el 2004 acciones públicas para la defensa del territorio en Támesis, Caramanta, Jericó, Jardín y Pueblorrico como resultado principalmente de la gran amenaza de la Locomotora minero-energética en la que el territorio sigue siendo concesionado impositivamente para actividades de exploración y explotación de oro y sus derivados, en una población desprevenida, no advertida ni consultada por el Gobierno Nacional

De esta manera el COA intenta fortalecer estructuras de articulación de procesos comunitarios para la promoción de conciencia colectiva en defensa integral del territorio, mediante la interlocución legítima entre actores, procesos y comunidades involucradas en la problemática social, económica y cultural. Las organizaciones locales y civiles son el fundamento de este espacio de integración en el cual se han unido:

  •  Asociación Agropecuaria de productores (ASAP), Jóvenes por la Defensa del Territorio (JÓDETE), Asociación de Mujeres (AMUCAR), Hijos de la Madre Tierra y Asamblea Municipal Constituyente en Caramanta.
  • Comité por la Defensa Ambiental del Territorio (CODEATE), Comité Ambiental por la Defensa de Palermo, Comité Ambiental por la defensa de San Pablo, Agrupación de Caminantes (ACATA) y Asociación Biabuma en Támesis.
  • Veeduría Ciudadana y Comité Futuro por Jericó
  • Resguardos Indígenas del Suroeste: Marcelino Tascón (Valparaíso), Karmatarrua (Jardín), Bernandino Panchí (Pueblorrico) y  Miguel Cértica (Támesis).
  • Periódico La Calle 30, Asociación Campesina Comunidad en Acción, Escuela Campesina de Lourdes y La Pica en Pueblorrico.
  • Cuenta con el apoyo de numerosas organizaciones, entidades, Administraciones, Concejos Municipales y ONGs que se han aliado a este proceso, no sólo a nivel nacional, sino incluso internacional.