post

Yo También Soy Claudia: No Más Feminicidios

El Cinturón Occidental Ambiental -COA– como proceso de articulación de organizaciones sociales y ambientales que construimos Territorios Sagrados para la Vida en las majestuosas montañas del suroeste de Antioquia, lamentamos el asesinato de Claudia Patricia Arias, mujer Tamesina, madre de tres hijos, víctima de la violencia, el machismo, la indiferencia y la omisión de las autoridades públicas.

Por este motivo rechazamos los pronunciamientos de las autoridades locales al exaltar el supuesto accionar de sus instituciones municipales cuando no se le brindaron las condiciones necesarias para proteger la vida a esta madre y, mucho menos, visibilizar las problemáticas que se da con los feminicidios en Támesis y el suroeste de Antioquia.

Por encima de los principios de “Dios y Patria” está el derecho Sagrado a LA VIDA, nos interesa exaltar valores que priorizan el principio universal de VIVIR y ser PROTEGID@S, de reconocer y defender nuestro cuerpo como primer Territorio.

Exigimos que paren los feminicidios, los abusos hacia las niñas y mujeres, así como todo tipo de expresiones que reproduzcan las violencias naturalizadas e invisibilizadas, en muchos casos, por la cultura y las tradiciones. Nos solidarizamos con el Pueblo Tamesino y con todas las mujeres que día a día sufren este flagelo; este drama debemos denunciarlo de forma categórica, sonora y unánime para despertar a nuestras sociedades, al igual que todas las violencias y abusos que afectan nuestros cuerpos/territorios.

Denunciamos y rechazamos el sistema patriarcal, colonial y capitalista, que median las relaciones machistas y otras formas de opresión entre géneros y atentan contra nuestras vidas; la dominación y destrucción de la naturaleza, de nuestros ríos y montañas; la violencia sexual, física, verbal, psicológica, económica, patrimonial, reproductiva, laboral e institucional que vulnera nuestro cuerpo y nuestro derecho a una vida digna e imposibilita la construcción de Paz y buen vivir en el territorio.

Somos mujeres diversas y sabias que habitamos el Suroeste de Antioquia, Territorio Sagrado para La vida. Somos guardianas de las semillas, los ríos, las montañas, la vida y la diversidad que habita en la tierra y en nuestros cuerpos.

Históricamente hemos sido invisibilizadas, lo que nos ha llevado a una lucha constante para ser hoy parte de los espacios asamblearios, comunitarios, organizativos de toma de decisiones, permitiéndonos como mujeres autónomas, decidir nuestro presente y futuro, reivindicar nuestro rol en el ámbito familiar y comunitario, y definir nuestras propias formas de subsistencia basadas en nuestro cuerpo, la autonomía, las economías propias, afectivas y solidarias, fundamentales para garantizar una vida libre y digna.

SOMOS CUERPOS, SOMOS MUJERES, SOMOS CLAUDIA

SOMOS TERRITORIOS SAGRADOS PARA LA VIDA

post

Primer Encuentro Interregional de Mujeres

PRIMER ENCUENTRO INTERREGIONAL DE MUJERES DEFENSORAS DEL TERRITORIO: TEJIENDO LUCHAS PARA NUESTRA AUTONOMÍA.

14 y 15 de marzo del 2020; Támesis, Antioquia.

Nos manifestejamos como mujeres diversas, campesinas, afros, indígenas, brujas, libres y sabias que habitamos los territorios del Oriente, Suroeste y Nordeste de Antioquia. Somos guardianas de las semillas, los ríos, las montañas, la vida y la diversidad que habita en la tierra y en nuestros cuerpos. Reconocemos la importancia de tejernos como compañeras y defensoras de lo que habitamos, desde el reconocimiento de la otra, de los diferentes contextos, luchas y resistencias.

Sentimos el encuentro y la juntanza como nuestra forma de organización política que nos permite expandir una fuerza colectiva para la defensa de nuestros cuerpos y nuestros territorios.

Nuestra defensa está atravesada por la recuperación de espacios donde históricamente hemos sido invisibilizadas, somos parte de los espacios asamblearios, comunitarios, organizativos para la toma de decisiones y, ahora como mujeres autónomas, decidimos y manejos nuestras propias economías como base para una vida libre y digna y reconocemos el arte como apuesta política para la juntanza, la lucha y para manifestar nuestras reivindicaciones y exigencias.

Es por esto que, desde el Primer Encuentro de Mujeres Defensoras de los Territorios de las subregiones del Oriente, Suroeste y Nordeste de Antioquia, denunciamos que:

  • Las políticas extractivistas y minero-energéticas, están arrasando con la vida y la salud de los territorios, generando desintegración de los tejidos comunitarios, recrudeciendo las violencias estructurales contra las mujeres, los niños y las niñas.
  • La concentración de la propiedad de la tierra en Colombia excluye a las mujeres y revictimiza a las principales víctimas del conflicto armado: las mujeres, y que pone en peligro su autonomía económica y la posibilidad de una vida digna, violando los derechos a la reparación integral y las garantías de no repetición.
  • El incremento de políticas que le apuestan al exterminio a la diversidad y libertad de pensamiento, que tienen como consecuencia la normalización de la violencia contra las mujeres y el alza de feminicidios y transfeminicidios en los territorios.

Exigimos:

  • El respeto e implementación de los acuerdos de paz pactados en la Habana para redignificar territorios rurales incluyentes y seguros para las mujeres.
  • Que el Estado Colombiano respete y garantice los derechos a la movilización social y política de las mujeres; eliminando prácticas de estigmatización y acciones que ponen en peligro la integridad de la vida y la salud de las mujeres lideresas defensoras de Derechos Humanos.
  • El fortalecimiento de circuitos económicos solidarios de producción, comercialización y consumo responsable que dignifica la autonomía económica de las mujeres.
  • Garantías eficaces para que las mujeres rurales puedan acceder a la propiedad de la tierra y permanecer en sus territorios.
  • Que los movimientos y organizaciones sociales tengan acciones y construyan entornos protectores para una vida libre de violencias.

Desde el Primer Encuentro Interregional de Mujeres Defensoras de los Territorios declaramos que “NI LAS MUJERES, NI LA TIERRA, SOMOS TERRITORIO

post

Manifiesto de mujeres populares y diversas: Construyendo cuerpos y territorios sagrados para la vida

Durante los días 14, 15 y 16 de julio, en el municipio de Pueblorrico, Antioquia, El Cinturón Occidental Ambiental (COA), la Corporación Vamos Mujer, la Asociación Subregional de Mujeres del Suroeste (ASUBMUS) y El colectivo de Nuevas Identidades Masculinas (NIM) nos reunimos y dialogamos en un amplio encuentro entre hombres y mujeres, jóvenes, adultas, campesinas, indígenas, urbanas; en el que generamos espacios que permitieron conocer-nos y reconocer-nos desde nuestras múltiples identidades.
Entendemos el territorio como un espacio de construcción colectiva, sagrado para la vida y sobre el cual tenemos derecho a decidir. Defendemos nuestro cuerpo como primer territorio y rechazamos todas las violencias sobre este y sobre nosotras mismas. Nos oponemos a la imposición del modelo extractivista nacional e internacional sobre los territorios, a la privatización del agua, a la mercantilización de la naturaleza, de la vida y el cuerpo de las mujeres, al conflicto armado y a la desigualdad en las condiciones laborales, económicas y sociales, porque destruyen el trabajo histórico de tejedores y tejedoras que han hilado nuestros pueblos diversos.

Reivindicamos el papel de las mujeres en la lucha contra estas amenazas, como guardianas de semillas, productoras, reproductoras y protectoras de la vida, El papel protagónico en la agricultura campesina familiar, en la diversificación de la economía, la transformación de productos y la transmisión de la cultura emancipatoria; aún en condiciones de poco acceso a la tierra y a los recursos y la de falta de autonomía para disponer y decidir sobre ellos.

Denunciamos y rechazamos el sistema patriarcal, colonial y capitalista, que median las relaciones machistas y otras formas de opresión entre géneros y atentan contra nuestras vidas; la dominación y destrucción de la naturaleza, de nuestros ríos y montañas; la violencia sexual, física, verbal, psicológica, económica, patrimonial, reproductiva, laboral e institucional que vulnera nuestro cuerpo y nuestro derecho a una vida digna e imposibilita la construcción de Paz y buen vivir en el territorio.

Exigimos que paren los feminicidios, los abusos hacia las niñas y mujeres, así como todo tipo de expresiones que reproduzcan las violencias naturalizadas e invisibilizadas, en muchos casos, por la cultura y las tradiciones. Afirmamos la soberanía sobre nuestros cuerpos y la libre decisión de la maternidad y la paternidad, así como la libertad de elegir las mujeres y los hombres que somos y queremos ser, sin imposiciones ni cargas morales, religiosas, estéticas y sociales de ningún tipo.

Denunciamos y rechazamos también las afectaciones patriarcales sobre los hombres y sus cuerpos. Las limitaciones y presiones para expresar sus emociones libremente, la expropiación del cuerpo, la negación del autocuidado y el autoreconocimiento, los estereotipos de la masculinidad que los lleva a vulnerarse con violencia física y psicológica.

En ese sentido, es necesario y urgente replantear las relaciones entre mujeres y hombres, así como las masculinidades hegemónicas y los roles asumidos para que predomine el amor a la vida en sus múltiples expresiones. Debemos transformar la educación sexista por una más justa y libertaria, que nos permita ser sujetos del tamaño de nuestros sueños, para lo cual es indispensable renunciar a los privilegios que el patriarcado, el colonialismo y el capitalismo impone a la sociedad, reconocer las opresiones y unirnos en la lucha colectiva. Asumimos entonces una posición activa frente a la dignificación, el empoderamiento de mujeres y hombres, la autonomía y la organización social para construir un Suroeste de Antioquia Sagrado para la Vida, libre de violencias hacia las mujeres y hacia la naturaleza.

encuentro de mujeres

 

post

Encuentro de Mujeres Cuerpos y Territorios Sagrados Para la vida

Del 14 al 16 de julio se llevará a cabo en Pueblorrico el encuentro de mujeres: cuerpos y territorios sagrados para la vida, convocado por la articulación COA (Cinturón Occidental Ambiental), Asubmus (Asociación de Mujeres del Suroeste) y la corporación Vamos Mujer.

Será una confluencia de mujeres indígenas, campesinas, urbanas, jóvenes, adultas que pretende generar un espacio de encuentro y construcción colectiva, que permita conocer-nos y reconocer-nos desde nuestras múltiples identidades, roles y actuaciones como sujetos colectivos, políticos y económicos.

El encuentro propiciará espacios de diálogo y reflexión entre mujeres y hombres en torno a la construcción de un Suroeste de Antioquia sagrado para la vida y con equidad de género, y será una oportunidad para reivindicar y resignificar el papel de las mujeres en la defensa del territorio.

Se llevarán a cabo acciones públicas y de movilización que pretenden sumar pasos y voces por un suroeste con equidad de género, libre de violencias hacia las mujeres, con derecho a la autonomía y la vida digna, sagrado para la vida.

IMG-20170706-WA0005