post

Transición Energética: Participación Social y Autonomía en el suroeste de Antioquia

La Transición Energética una gran oportunidad para fortalecer Participación Social y Autonomía en el Suroeste de Antioquia

Las crisis ambientales y la actual pandemia nos nuestras grandes vulnerabilidades que tenemos como humanos, lo cual nos ha llevado a iniciar reflexiones sobre la Transición Energética, como la oportunidad de generar paulatinos cambios para transformar el modelo energético actual.

El Calentamiento Global, como producto también de una crisis económica y sistémica, se debe enfrentar de raíz, pues sus efectos nos sitúan en una grave Crisis Climática, lo cual puede agudizar un cataclismo imparable que acabará con la Vida en el planeta.

La ciencia lleva años diciendo que debemos “aplacar” las emisiones de gases de efecto invernadero. La mayor parte de estos gases también son producto de nuestras maneras de vivir, multiplicándose desde el actual modelo económico extractivista.

No nos engañemos, la quema de fuentes energéticas fósiles, petróleo, gas y carbón, además de la deforestación, la agricultura industrial, la ganadería extensiva, la minería y el mismo sistema económico que fustiga fuertemente a la naturaleza, tienen responsabilidades con estas emisiones tan letales de dióxido de carbono, metano, óxido nitroso, entre otras sustancias, que necesariamente debemos frenar.

La discusión es de vieja data y los países alcanzaron algunos acuerdos para enfrentar el Calentamiento Global, como el COP21 de París donde han esbozado una Transición amañada con el capital multinacional, sustituyendo minerales fósiles de la matriz energética para mostrar una “reducción”  de las emisiones, presentando falsas soluciones y ajustándose a los parámetros que define el mercado.

Colombia suscribe esta visión reduccionista de cambiar estas fuentes energéticas pero al tiempo intensifica su estrategia extractivista insistiendo, por ejemplo, en el fracking y en destinar territorios como Santurbán y el Suroeste de Antioquia, con una gran biodiversidad, para la explotación a gran escala de minerales.

Mientras se escuchan otras voces que plantean  el “Derecho a la Energía” como Derecho Humano y no como mercancía, resignificando la Energía como un Bien Común esencial para la humanidad y todo el planeta, con el propósito de dignificar nuestra vida, al igual que el derecho al agua, alimento, salud, cultura…

Cabe el espacio para que las organizaciones sociales y las comunidades, como agentes de cambio, nos lo apropiemos y exijamos al Estado su óptimo uso, distribución y disfrute a partir de principios de equidad, participación, gestión comunitaria y justicia ambiental.

Desde esta perspectiva el verdadero debate energético debe girar en torno a la reflexión de ¿qué modelo de transición se está dando en el país? pero toma más importancia preguntarnos ¿cuál queremos y necesitamos para implementar en los territorios?.

Nuestra región tiene su vocación por el agro, ahora valoramos su implementación desde el reconocimiento y protección del patrimonio cultural y ambiental, fuentes hídricas y ecosistemas únicos que se interrelacionan de manera sustentable con la tradición campesina y la cultura indígena, condiciones necesarias para ese debate.

Nuestra sociedad debe afrontar desde ya una transformación cultural radical que involucre una nueva manera de producir, comercializar, consumir, intercambiar, además de alimentarnos desde un uso energético más armónico con la naturaleza.

La sabiduría popular de nuestros pueblos campesinos y ancestrales, expresadas a través de mingas y convites, de la agroecología, de los acueductos comunitarios, de los circuitos económicos y solidarios, además de las mismas dinámicas de la organización social y comunitarias, nos marcan otros caminos para construir una transición posible que contemple autonomía,  participación energética y soberanía alimentaria.

Esta es una clara oportunidad para que en el Suroeste se integre las propuestas del COA que están encaminadas a la construcción de Planes de Vida Comunitarios y Mandatos Populares para seguir avanzando afectivamente hacia las transformaciones culturales en, desde, con y para los territorios.  

Ahora se está debatiendo la propuesta para la instalación de la “Mesa del Plan de Vida Comunitario” en los Concejos Municipales de Pueblorrico, Caramanta y Valparaiso, contemplado como espacio de interlocución y concertación política entre organizaciones sociales, administraciones y concejos municipales con el fin de incorporar los Planes de Vida Comunitarios y los Mandatos Populares en los Planes de Desarrollo, los EOT y POMCAS.

Una ruta importante para continuar esta reflexión consiste en la apropiación colectiva del Territorio desde prácticas sustentables que nos permita decidir sobre nuestras vidas. Por eso es necesario consolidar los Planes de Vida Comunitarios y los Mandatos Populares para definir rutas posibles que nos permita comprender la democratización de la energía y su gestión comunitaria

Pese a que la cruda realidad, con nuestras propuestas comunitarias y alternativas al desarrollo, ya es tiempo de perder el miedo y romper ese sometimiento que  quieren con más fuerza aplicarnos

El debate comienza, ¿qué dicen las y los habitantes del Suroeste de Antioquia?

La Participación social y la Autonomía son vitales para el Buen Vivir y que aspiramos a establecer en nuestros TERRITORIOS que son SAGRADOS PARA LA VIDA.

post

Caramanta y Valparaíso: Primeros Municipios en Instalar La Mesas Planes de Vida Comunitarios

Por primera vez en la historia del suroeste de Antioquia, y tal vez del país, Caramanta (19 de noviembre) y Valparaíso (24 de noviembre) instalaron la Mesa Plan de Vida Comunitario como propuesta que nace de los mandatos populares del Cinturón Occidental Ambiental (COA).

Surge con el propósito de garantizar la participación social efectiva y afectiva, como condición necesaria para reconocer las diversas expresiones sociales que aportan a la democratización del territorio, a la construcción y toma de decisiones y a su implementación conjunta con autoridades locales.

La mesa se construye desde principios éticos y políticos enfocados a la sustentabilidad, la solidaridad, la confianza y la afectividad en conexión especial con la tierra, el agua, la biodiversidad y nuestras culturas.

Estos principios alimentan la Matriz Plan de Vida Comunitario, fundamentada en los  lineamientos: 1) formación; 2) arte y comunicación; 3) economías campesinas; 4) cultura, interculturalidad e identidad; 5) participación y democracia y, finalmente 6) resignificación del derecho.

Esta matriz se complementan con los “Mandatos Populares COA: participación y autonomía para resignificar el ordenamiento territorial”, los cuales a su vez contienen los siguientes puntos: 1) sobre los usos del suelo y los usos del agua; 2) sobre el patrimonio cultural y ambiental; 3) sobre la participación social efectiva y afectiva, y 4) sobre la educación popular territorial. 

Recogiendo estos lineamientos, los Mandatos Populares COA y los Planes de Vida Comunitarios fueron sometidos a un acuerdo político en el 2019 con los candidatos a las alcaldías municipales de Pueblorrico, Valparaíso y Caramanta mediante el Pacto Plan de Vida Comunitario. En la actualidad los candidatos que firmaron este pacto ejercen como administradores municipales.

La instalación de las Mesas surge de estos Pactos como ruta política y metodológica para incorporar e implementar de manera concertada los mandatos COA y los Planes de Vida Comunitarios dentro de los Planes de Desarrollo (PD), Esquemas de Ordenamiento Territorial (EOT) y Planes de Ordenamiento y Manejo de Cuencas Hidrográficas (POMCAS).

Las Mesas están integradas por alcaldía municipal, concejo municipal y la Corporación Valle del Paraíso en el municipio de Valparaíso. Para el caso de Caramanta, estará conformada por la alcaldía municipal, concejo municipal y la Asociación Agropecuaria de Productores de Caramanta (Asap).

De igual manera, estará acompañada de una red de apoyo conformada por el COA, Defensoría del Pueblo, Personería Municipal, Parroquia Municipal y Censat Agua Viva: Amigos de la Tierra.

Finalmente, en Pueblorrico la propuesta fue archivada desde el mes de agosto por falta de voluntad política e incumplimiento del pacto, lo cual ha impedido su avance. Sin embargo, el 2021 será un año de movilización social con reajustes de estrategias para continuar nuestra lucha en su proceso de instalación e implementación.

Suroeste de Antioquia Territorio Sagrado para la Vida 

post

Pueblorrico Busca Instalar la Mesa Plan de Vida Comunitario

Con la socialización de esta propuesta, la comisión de estudio del Concejo Municipal, encabezada por Cristian Camilo Zapata Ramírez y Jhon Fernando Osorno Ríos presentarán informe sobre el proceso para la conformación de esta Mesa. Las organizaciones sociales están a la espera.

Recientemente en sesión del Concejo Municipal de Pueblorrico, el Comité de Concertación Social y el Cinturón Occidental Ambiental, socializaron el proyecto de acuerdo municipal por “el cual se instala la mesa Plan de Vida Comunitario”, iniciativa que se ha debatido en el municipio durante los últimos cinco años.

La Mesa tiene como propósito el reconocimiento de los Planes de Vida y los Mandatos Populares en los que se expresan las iniciativas indígenas y campesinas para que aporten en la construcción de políticas públicas municipales en materia ambiental, social y cultural del municipio.

La conformación e instalación de la Mesa Plan de Vida Comunitario propone a la Alcaldía y Concejo Municipal integrar la Mesa, además solicita el acompañamiento de la Personería Municipal, para que conjuntamente con las organizaciones sociales de Pueblorrico, aportemos iniciativas participativas para la protección del patrimonio cultural y ambiental

El estudio y la posterior aprobación por parte del Concejo Municipal de Pueblorrico de este proyecto, posibilitará la conformación de un espacio para la definición de acuerdos en torno a temas ambientales, sociales y territoriales que serán implementados en el Plan de Desarrollo 2020-2023, en el Esquema de Ordenamiento Territorio y en los Planes de Ordenación y Manejo de Cuencas Hidrográficas (POMCA)

La Mesa se sustenta en el compromiso que asumió públicamente el alcalde de Pueblorrico, el señor Carlos Arturo Quintero Hurtado, mediante la firma del Pacto Plan de Vida Comunitario que se oficializó en el año 2019 en su candidatura a este importante cargo público

post

¡Planes de Vida SÍ , “Distrito Minero” NO!

Por: Cinturón Occidental Ambiental (COA)

Recientemente Felipe Márquez, presidente de la empresa minera AngloGold Ashanti (AGA), manifestó la necesidad de “repensar el suroeste de Antioquia” planteando una nueva centralidad basada en “La Mina” y el “Parque Biodinámico”. Esta “mina”, como menciona Márquez, se denomina  Nuevo Cháquiro y conforma el depósito de la primera fase del proyecto, señalando que Nuevo Chaquiro hace parte de un “Distrito Minero”[1].

Según la Unidad de Planeación Minero energética (Upme, 2005) los criterios adoptados para la identificación de zonas que puedan considerarse como distritos mineros incluyen tres componentes: a) el tipo de material mineral y el volumen de producción, b) el grado de concentración minera frente a zonas relativamente homogéneas y uniformes, y c) la tradición minera de las comunidades locales y regionales[2].

En conexión con el “distrito minero”, el “parque biodinámico” se concibe desde el concepto de “un megaparque ecológico con mina (…). El parque ecológico (o biodinámico) va como una de las propuestas que AGA está ofreciendo en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) para el trámite de la licencia ambiental[3].

Omitiendo el proceso de configuración territorial del suroeste de Antioquia desde la vocación económica y cultural, la tradición agropecuaria, nuevamente la AGA impone la palabra y se toma nuestra vocería, desconociendo que la vocación del suroeste lejano de Antioquia no es minera, violentando las construcciones culturales que comunidades indígenas y campesinas hemos consolidado durante años y que hoy se expresan en los Planes de Vida Comunitarios.

De esta manera ratificamos que las prioridades para el suroeste de Antioquia son los Planes de Vida Comunitarios, no los distritos mineros y mucho menos el parque biodinámico. Nuestras construcciones comunitarias redefinen al suroeste de Antioquia como Territorio Intercultural, resultado de relaciones afectivas de la cultura Emberá y la tradición campesina con las que resignificamos nuestra biodiversidad.

“La Mina” no tiene importancia para nosotr@s porque priorizamos la construcción  de economías afectivas, propias, campesinas e indígenas, sustentadas en la agroecología, los circuitos económicos solidarios, la gestión comunitaria del agua y de la tierra,  fundamentadas en la participación social efectiva y afectiva, reconociendo el rol de las mujeres, niñ@s, jóvenes, abuel@s, indígenas y campesin@s que aportan a la construcción intercultural e intergeneracional del territorio.

El Parque Biodinámico que propone la AGA igualmente se constituye en una ofensa para el suroeste. Para nosotr@s adquiere más importancia el reconocimiento y protección comunitaria de los sitios sagrados, las fincas escuelas agroecológicas, los resguardos indígenas, las casas madres del Territorio, las salas patrimoniales territoriales, además de las espacialidades generadas por los circuitos ecónomicos solidarios, los acueductos y trapiches comunitarios, los caminos ancestrales, los ríos, la Montaña Madre, los parques arqueológicos… lo que significa que estamos construyendo proyectos comunes para que la interculturalidad sea el fundamento en la construcción de autonomías locales.

Desde nuestra articulación nos repensamos el suroeste de Antioquia desde el “Mandato Popular COA: Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial”, apostándole al reconocimiento de los conflictos ambientales e incidir en su transformación, definiendo transiciones hacia prácticas sustentables y justas con el Territorio.

Queremos manifestar que los niñ@s y jóvenes del suroeste son nuestros hij@s y herman@s, son nuestra familia. Desde la matriz de los planes de vida comunitarios nos estamos transformando para definir qué queremos ser, hacer, pensar, estudiar, construir y transformar. Trabajamos con las escuelas de sustentabilidad, las escuelas polinizando el Territorio, las escuelas agroecológicas, las escuelas de cultura y arte, las cátedras del Territorio, la Pedagogía de la Madre Tierra de los pueblos indígenas. Estos procesos pedagógicos le apuestan a una ética política transformadora para que la ciencia no se convierta en un dispositivo de dominación y despojo, muchos menos para que arrebate nuestros sueños.

Desde los Planes de Vida Comunitario cimentamos conocimientos colectivos que están al servicio de las comunidades, de los derechos territoriales y colectivos, para la protección de la tradición campesina, la cultura indígena, las fuentes hídricas, la educación popular territorial y la participación social.

AngloGold Ashanti, ya tenemos claro qué es lo que queremos para nuestros Territorios. No interfieran en nuestros proyectos de Vida.

POR ESO DECIMOS: ¡PLANES DE VIDA SÍ – DISTRITO MINERO NO!

SUROESTE DE ANTIOQUIA: TERRITORIO SAGRADO PARA LA VIDA


[1]https://www.facebook.com/Escuchalamontana/videos/251479826280156/UzpfSTI4NTAwMDc1NTI0NTg4Mzo5MTk3NzQ0MTUxMDE4NDQ/

[2] http://www.upme.gov.co/Docs/Distritos_Mineros.pdf Pág. 15

[3] https://www.portafolio.co/economia/quebradona-la-mina-que-dara-espacio-a-gran-parque-ecologico-535971

post

El Tribunal Internacional de Opinión Condena a la AngloGold Ashanti y al Proyecto Quebradona.

El pasado 21 y 22 de noviembre en la ciudad de Medellín se realizó el encuentro del Tribunal Internacional de Opinión (TIO) con el propósito de escuchar a las víctimas de diferentes regiones de Antioquia y del Carmen de Atrato (Chocó), para denunciar aquellas “prácticas sistemáticas de grandes empresas, apoyadas y articuladas con el Estado, que desconocen lo más elemental de la dignidad humana”, señala el informe del Tribunal.

Para el caso del suroeste de Antioquia, se expuso el conflicto social y ambiental generado por el proyecto Quebradona de la AngolGold Ashanti en Jericó, donde varios representantes de la mesa ambiental, campesinos de Palocabildo y el Cinturón Occidental Ambiental (COA), expusieron detalladamente la violación a los derechos humanos y el derecho al territorio.

Dentro de los aspectos más relevantes que condena el Tribunal Internacional tiene que ver con el “ingreso encubierto de la AngloGold Ashanti al territorio del suroeste antioqueño y la imposición del proyecto La Quebradona en Jericó-Antioquia (…); la privatización y militarización de los predios, en donde el ejército nacional ha cumplido por más de ocho años un papel fundamental en la protección de los intereses de la empresa (…)”.

El Tribunal además expresa que existen evidencias de la vulneración de los derechos al acceso al agua y a un ambiente sano, por las afectaciones generadas en la fase de exploración que incluye las perforaciones, causando la expulsión de aguas subterráneas, problema que aún continúa.

Igualmente se reconoce la fuerte oposición que el COA y las comunidades del suroeste de Antioquia han manifestado contra la minería, implementando mecanismos de participación ciudadana y otras acciones de carácter jurídico como las consultas populares y los acuerdos municipales, mecanismos y acciones que el Tribunal Administrativo de Antioquia ha invalidado y que el Consejo de Estado ha dejado sin efectos jurídicos, a pesar de que la normatividad colombiana reconoce los mecanismos de participación ciudadana y la autonomías de las entidades territoriales como fundamentos del estado social de derecho.

Frente a estos hechos de encubrimiento, imposición, privatización de predios y caminos ancestrales, militarización, afectación en las aguas, desconocimiento de la participación social y de las competencias de los concejos y alcaldías municipales, la represión y estigmatización social, el Tribunal Internacional de opinión CONDENA:

  • “A las grandes corporaciones AngloGold Ashanti, Mineros S.A. y el Roble S.A por dar prioridad a la maximización de las ganancias sobre los derechos colectivos de los Pueblos (…), así como por su captura del Estado y del conjunto de instituciones locales a favor de sus intereses (…)”
  • “Urgimos a la comunidad internacional que regule la actuación de las empresas trasnacionales con casas matrices en diversos países (…)”
  • “La resistencia es un derecho natural: el camino por el que transitan los campesinos, indígenas y afrodescendientes (…), una resistencia que pretende trascender hacia la reciprocidad, hacia el equilibrio de la vida (…) considerada como una placenta vital que ha protegido por miles de años la existencia y pervivencia de prácticas ancestrales, culturales y espirituales (…). Las puestas por los planes de vida y las consultas populares, etc., no pueden ser criminalizada, ni desvalorizadas. Al contrario, son el camino (…) para construir verdadera democracia y una paz real y transformadora”.

Con esta sentencia, el Tribunal Internacional de Opinión existe con el propósito de apelar a la conciencia de los seres humanos y denunciar la degradación del derecho que ha generado rupturas con principios éticos universales, subordinándose a las fuerzas corporativas que dominan el mundo. Este proceso se constituye en un ejercicio de transparencia para confrontar los hechos con las leyes, dejando constancia ante el mundo de las contradicciones vigentes entre el derecho proclamado y las prácticas comprobadas.

Ver Sentencia en el siguiente Link: Sentencia_TIO-comprimido

post

COCOSOP Logra su Primer Pacto Plan de Vida Comunitario en Pueblorrico

EL Comité de Concertación Social de Pueblorrico (CoCoSoP) en articulación con el Cinturón Occidental Ambiental (COA), el día de ayer (9 de julio), logra la primera Firma que oficializa el Pacto Plan de Vida Comunitario con uno de los candidatos a la alcaldía de Pueblorrico.

Desde hace varios años se han estado construyendo diversas propuestas políticas, ambientales y culturales desde las articulación regional que se expresan en el “Mandato Popular COA: Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial” y desde la construcción de los Planes de Vida Comunitarios.

El Pacto Plan de Vida Comunitario (PPVC) se constituye en un acuerdo político entre los candidatos a las alcaldías municipales y las organizaciones sociales, con el propósito de incorporar estas propuestas políticas dentro de los programas de gobierno.

Dentro de estas propuestas resaltamos el acuerdo político de incorporar el Mandato Popular COA y los Planes de Vida Comunitarios, además de la conformación de la Mesa de Concertación Social Plan de Vida Comunitario en la que se definirán acuerdos fundamentales y prioritarios para su implementación en el Plan de Desarrollo 2020-2023.

De esta manera el candidato a la Alcaldía por el Centro Democrático, Gustavo Arias Raigoza, oficializó su compromiso firmando el Pacto Plan de Vida Comunitario para incorporarlo dentro de su programa de gobierno.

Próximamente también de los demás candidatos a la alcaldía de Pueblorrico oficializarán su compromiso mediante la firma del Pacto Plan de Vida Comunitario.

http://lacalle30.blogspot.com/2019/07/cocosop-logra-el-primer-pacto-plan-de.html

post

Sobre la “Audiencia Pública” en Jericó

El pasado 12 de abril en el municipio de Jericó se llevó a cabo una audiencia pública convocada por el Centro Democrático y por una Comisión Accidental del Congreso de la República. Esta audiencia planteó dentro de sus propósitos un diálogo entre varios actores para abordar temas sobre “medio ambiente y desarrollo sostenible en el suroeste antioqueño” y promover una comisión de seguimiento a la “situación minera, social y de planeación del Territorio”.

La convocatoria a esta audiencia sorprendió a varios mandatarios locales y a  organizaciones sociales del suroeste de Antioquia porque aún no quedan claros los propósitos y alcances de esta iniciativa. Es importante tener presente que su convocatoria e implementación se desarrolló en un extraño y confuso contexto que se caracterizó por:

  • La convocatoria del Centro Democrático a la “audiencia pública”.
  • El mensaje en Twitter del Senador Álvaro Uribe Vélez sobre su oposición a proyectos mineros en el suroeste.
  • La presencia de Mario Uribe en la audiencia.
  • La percepción de algunos medios de comunicación al considerar que “el uribismo recarga a los antimineros en el suroeste”.
  • El desconocimiento de las organizaciones sociales y fuerzas vivas del suroeste.

Resulta evidente el protagonismo que asumió el Centro Democrático y el Uribismo en esta “audiencia pública” pero también resulta contradictorio ya que el gobierno de Álvaro Uribe Vélez otorgó alrededor de 11.000 títulos mineros y dejó en trámite otros 7.000 para que fueran legalizados por sus sucesores. Además, la cercanía que ha tenido el Senador Uribe con las empresas trasnacionales mineras. Para la actualidad, en su Plan de Desarrollo el gobierno de Iván Duque profundiza el modelo extractivo en el territorio colombiano.

Valorando lo anterior, las conclusiones del evento fueron resultado del consenso entre las partes de la Comisión Accidental, lo cual no se puede confundir con un proceso de concertación entre los actores en conflicto. Dentro de estas conclusiones (el de las partes) se planteó la conformación de una Comisión Permanente para continuar el debate mediante mesas de trabajo con todos los actores que permitan llevar sus inquietudes a la plenaria del Congreso.

Sin embargo, ¿Cuáles son los propósitos y alcances reales de la audiencia? ¿Se pretende legitimar el “diálogo” y la “concertación” en un contexto impositivo de políticas extractivas? ¿Se le puede llamar “diálogo” a la imposición? ¿Esta audiencia obedece a un cálculo político-electoral para eximir a sus partidos políticos de las responsabilidades que tienen con el modelo extractivo? ¿Será un paso adicional de AngloGold Ashanti para legitimar la solicitud del licenciamiento ambiental ante la ANLA?

Es importante tener presente estas reflexiones porque los conflictos extractivos no son generados exclusivamente por proyectos mineros. Ya el COA en su Mandato Popular “Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial” plantea la necesidad de profundizar el debate frente a proyectos energéticos, agroindustriales y turísticos [extractivos] y redefinir sus usos para su prohibición/restricción, valorando las alternativas y transiciones hacia prácticas más sustentables con la naturaleza mediante procesos de participación social efectiva y afectiva que garanticen el reconocimiento y protección a la tradición campesina, la cultura indígena y las fuentes hídricas.

En la audiencia fue evidente el rechazo de las comunidades a la presencia de la multinacional AngloGold Ashanti, rechazo que ha sido manifiesto de múltiples formas a través de movilizaciones, plantones, travesías, vigilias, acuerdos municipales, mandatos populares, planes de vida y otros mecanismos políticos y jurídicos. Por este motivo, ni el Uribismo ni el Centro Democrático “recargan” la lucha antiminera en el suroeste, todo lo contrario, han profundizado el conflicto mediante sus políticas extractivas. De esta manera el COA, como articulación de procesos de bases indígenas y campesinas, se enfrenta a sus políticas del despojo.

Sobre la Audiencia Pública

Uno de los fundamentos jurídicos que permiten la convocatoria a la audiencia pública, lo encontramos en la ley 489 de 1998, en el Capítulo VIII titulado “Democratización y control social de la administración pública”. En su artículo 32 señala:

  • Democratización de la Administración Pública: Todas las entidades y organismos de la administración pública tienen la obligación de desarrollar su gestión acorde con los principios de democracia participativa y democratización de la gestión pública […].

Según esta ley, el proceso de “democratización” se puede realizar mediante la implementación de una audiencia pública, sin embargo, ¿Cómo entendemos la democratización? ¿Cómo se conecta esta concepción con la audiencia que se desarrolló el 12 de abril en Jericó? ¿Qué es lo público dentro de la audiencia? ¿Cómo actuó el principio de democracia participativa? Teniendo presente estas preguntas, también es importante cuestionar dentro de esta filosofía de democratización ¿Cómo se construyó la audiencia pública? ¿Quiénes la convocaron? ¿Quiénes definieron la agenda? ¿Quiénes conformaron la mesa principal y por qué? ¿Quiénes y cómo definieron los tiempos y el orden de intervención y la distribución del espacio?

Reflexionar estos interrogantes nos permite concluir que “democratización de la audiencia pública” no hubo, no nos convence ese relacionamiento de “estar” y “hablar” como si fueran ejercicios reales y efectivos de participación. Por este  motivo aumenta nuestra preocupación pues se reafirma un rumbo indeterminado de estos espacios que son convocador por  actores que desconocen los procesos reales y eficaces sobre cómo democratizamos la Vida, el Agua y el Territorio en las majestuosas montañas del Cinturón Occidental Ambiental.

Desde nuestra filosofía y prácticas reales, la democratización de la vida la construimos desde la participación social efectiva y afectiva, desde aquellas acciones cotidianas y colectivas, campesinas e indígenas, sociales y ambientales, de mujeres, niños, niñas, jóvenes y hombres que desde el amor, la solidaridad y la autonomía construimos Territorios Sagrados para la Vida mediante procesos de agricultura campesina familiar, la economía propia, la diversificación de la producción, la agroecología, los circuitos económicos solidarios, la gestión comunitaria del agua y de la tierra, las alternativas y transiciones energéticas, los sitios sagrados, las tradiciones campesinas, la cultura Embera, las fuentes hídricas,  los cabildos comunitarios, los mandatos populares, las consultas autónomas, los planes de vida comunitarios, las escuelas del territorio, las cátedras del territorio, las casas madre del Territorio y los medios de comunicación comunitarios que nos permita el reconocimiento, la articulación, el consenso, la decisión, la permanencia y la educación  para transformar de manera creativa los conflictos sociales y ambientales y resignificar nuestros proyectos de vida digna en los Territorios.

Somos la Articulación COA

¡Construimos Territorios Sagrados para la Vida!

IMG_2005 IMG_1989 IMG_1987 IMG_1981 IMG_1978 IMG_2004 1780612_698725873505999_1949537316_n

post

Suroeste en Movimiento: Pueblorrico y Támesis realizaron sus Cabildos Comunitarios

Con éxito avanza la incidencia regional en el suroeste de Antioquia, iniciativa de las organizaciones sociales y ambientales articuladas al Cinturón Occidental Ambiental (COA) que ha tenido como propósito posicionar las diferentes alternativas indígenas y campesinas en el ejercicio propio de la participación y la autodeterminación territorial.

Pueblorrico desarrolló el Cabildo Comunitario en el marco de una movilización social convocado por el Comité de Concertación Social de Pueblorrico (CoCoSoP) en el que participaron diferentes delegaciones de organizaciones locales. En este Cabildo Comunitario se profundizó sobre contenidos de las propuestas de “Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial” las cuales se han construido, en gran medida, desde Plan de Vida Comunitario de Pueblorrico.

Las organizaciones sociales de Támesis, en coordinación con el Comité por la Defensa Ambiental del Territorio (Codeate), se concentraron en el Salón Parroquial (parque principal),  rodeados de un hermoso mandala y acompañados por esa música que se construye al ritmo de la movilización social, la que canta con el Pueblo, ésa que nace desde el corazón de mujeres y hombres y que expresa esos sueños que alimentan nuestros horizontes políticos de autodeterminación. Este canto tuvo como protagonistas a delegados y delegadas de las organizaciones sociales, especialmente de los acueductos comunitarios.

Por este motivo sigue avanzando con éxito nuestra incidencia política en el Territorio COA, ya Hispania, Caramanta, Valparaíso, Tarso, Támesis y Pueblorrico siguen visibilizando y posicionando esa gran variedad de alternativas que hacen realidad la existencia de Territorios Sagrados para la Vida en las majestuosas montañas del cinturón occidental ambiental.

Para el 1 de diciembre nos preparamos para acompañar a Jardín en su proceso de Cabildo Comunitario.

TÁMESIS

46962693_2178998185478753_8118935468864700416_o

46844429_2178998138812091_6874539815212154880_o 46837256_2178998098812095_5588274385111744512_o 46728673_2178998128812092_106864829343465472_o

PUEBLORRICO

46643958_2178775678834337_737131536066805760_o 46819808_2178772495501322_356263298070478848_o 46818543_2178771692168069_775053374281220096_o 46761587_2178769625501609_7833362238655168512_o 46720529_2178777038834201_463996810319364096_o 46522806_2178772888834616_1265333249853358080_o

post

Hoy en Pueblorrico y Támesis Movilización y Cabildos Comunitarios

Dando cumplimiento a nuestro Mandato COA «Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial», con gran expectativa este 25 de noviembre, en los municipios de Támesis y Pueblorrico, tendremos importantes jornadas de movilización y Cabildos Comunitarios.

Támesis por primera vez convoca a este ejercicio de participación social efectiva y afectiva, Pueblorrico realiza su segundo Cabildo Comunitario.

Para el caso de Pueblorrico, la agenda del Cabildo Comuntario gira sobre el Tema de Participación Social Efectiva y Plan de Vida Comunitario. Támesis centrará sus propuestas en torno al Agua como bien público y eje articulador del Esquema de Ordenamiento Territorial EOT

A continuación adjuntamos las agendas para los Cabildos Counitarios del día de hoy:

PUEBLORRICO

Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial

Moderadora: Natalia Arenas Gómez

TEMA PONENTE
Resignificando el Ordenamiento Territorial

Suroeste de Antioquia: Territorio Sagrado para la Vida

Yamid González Díaz
Tradición Campesina León Jairo Usma
Cultura Indígena Gladys Tascón González
Fuentes Hídricas Elizabeth Gallego Herrera
Consulta Autónoma y Plan de Vida Comunitario Carolina Pelaez Ossa
Cabildo Comunitario y Mandatos Populares Eliel Vallejo Giraldo
Escuelas del Territorio María Isabel Toro
Cátedra del Territorio César Augusto Sánchez Giraldo
Salas Patrimoniales del Territorio Ofir Román Vélez
Medios de Comunicación Comunitarios María Isabel Toro
Intervención Concejo Municipal  
Intervención del Público  

TÁMESIS

Agua como bien público y eje articulador del Esquema de Ordenamiento Territorial EOT

TEMA PONENTE
Presentación del Cabildo Comunitario:  Herman Vergara Blandón
Intervención musical Luis Carlos Perdomo
La participación y la democracia local  Carlos Andrés Cardona
Qué es la Gestión Comunitaria y la Política Pública del agua. Su importancia para el municipio de Támesis:  Acuatámesis: Gonzalo Pérez
El agua como Derecho Humano Fundamental Fernando Galeano
Quiénes somos, cuántos somos, nuestra problemática y propuestas: Acuatamesis
Otras presentaciones: San Pablo y San Luis Acuatámesis
Presentación del Esquema de Ordenamiento Territorial – EOT: Cinturón Occidental Ambiental Yamid González Diaz
Medios de Comunicación y Participación Comunitaria Fernando Gallego
Intervención de representantes de las organizaciones políticas del municipio de Támesis  
Intervención Artística:  Profesora Tatiana Alfonso
Intervenciones del Público  
Intervenciones de los funcionarios citados  
Intervención de los Concejales:  
Conclusiones finales: Relatoras Juliana Velásquez y Sandra Marín
post

Suroeste en Movimiento: Hispania, Caramanta, Valparaíso y Tarso

Continuando con la propuesta se socialización y retroalimentación del Mandato COA «Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial», las diferentes organizaciones articuladas al Cinturón Occidental Ambiental hemos realizado una importante incidencia política, en lo que llevamos de este mes de noviembre, en los concejos municipales de Hispania, Caramanta, Valparaíso y Tarso.

Recogiendo los 4 lineamientos del Mandato COA, entre ellos,  1) sobre los usos del suelo y los usos del agua; 2) sobre el patrimonio cultural y ambiental; 3) sobre la participación social efectiva y afectiva y; 4) sobre la educación popular territorial, se logró posicionar la diversidad de alternativas que organizaciones indígenas y campesinas hemos estado construyendo desde hace mucho años y redefiniendo nuevas propuestas para democratizar la vida, el agua y el Terrritorio.

En Hispania, Valparaiso y Tarso se posicionó la propuesta de la construcción «Cátedra del Territorio» como punto de apertura para el fortalecimiento organizativo en cada municipio y como punto dinamizador de las demás propuestas del Mandato COA.

Para el caso de Caramanta, por primera vez en la historia de su municipio, se logró realizar un Cabildo Comunitario en el que se abordó el tema de la tradición campesina como patrimonio cultural y ambiental, valorando la importancia de la agroecología, sus principios, las experiencias de las fincas escuelas agroecológicas de varias familias campesinas, el proceso de los jóvenes, entre otras apuestas más, que nos permiten entender el proceso politico y participativo de la producción, transformación, comercializacion, precio justo, movilización y articulación de las organizaciones sociales a partir de la gestión comunitaria de la tierra y el agua.

HISPANIA

45757341_2157081714337067_4809060050809126912_o

Hispania

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CARAMANTA

46742240_2176313055747266_8544689709991854080_o

 

 

 

 

 

 

 

46516985_2176312772413961_286332949794652160_o 46520721_2176313705747201_4366895508443103232_o 46521253_2176313389080566_8417872511290572800_o 46642443_2176312452413993_7976286432299843584_o 46518972_2176312722413966_1511759287678926848_o 46662672_2176313479080557_2159173247604621312_o

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VALPARAÍSO

46519379_2176844822360756_6604351011828006912_o 46659760_2176844799027425_5164402864373628928_o 46804276_2176844805694091_980556731782266880_o

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TARSO

46933988_2177092475669324_6461094898815729664_n