post

Respuesta a El Espectador: MINERÍA SIN SENTIDO SOCIAL

El Cinturón Occidental Ambiental (COA) como proceso de articulación de organizaciones sociales y ambientales que construimos Territorios Sagrados para la Vida en las majestuosas montañas del suroeste de Antioquia, nos pronunciamos ante la opinión pública:

Recientemente El Espectador publicó un “contenido desarrollado en alianza con la AngloGold Ashanti Colombia” titulado “minería con sentido social”. Sin embargo, nos preguntamos ¿Cómo surge y desde dónde se enuncia el sentido social? ¿Quién lo define? ¿para quién lo definen? ¿se le ha preguntado a las comunidades indígenas y campesinas cuáles son los sentidos sociales del suroeste de Antioquia?

Es importante señalarlo porque cuando se menciona que se debe convertir la riqueza mineral de los territorios en desarrollo social (…) se desconoce el contexto histórico y la vocación económica, social y cultural de los territorios del suroeste de Antioquia que nos oponemos a que la práctica minera sea la determinante de nuestros proyectos de vida.

No aceptamos el proyecto Quebradona de la AngloGold Ashanti porque priorizamos la construcción de nuestros planes de vida comunitarios, propuesta que nace de la tradición campesina, la cultura indígena, el patrimonio cultural y ambiental. Desde los planes de vida queremos redefinir los usos del suelo y del agua, la participación social, la educación territorial, por eso no aceptamos que extranjeros nos impongan su modelo de desarrollo.

El tema es polémico en el suroeste de Antioquia y en Colombia, no porque sea una situación espontánea como la quieren mostrar, es porque su proyecto es totalmente contrario al sentido social del suroeste. Tenemos sentidos comunes al plantear que la participación social efectiva y afectiva  es la que define los sentidos sociales y las formas en que vivimos y queremos reexistir en nuestros Territorios.

Ese supuesto “sentido social” del que habla la AngloGold Ashanti y El Espectador es el mayor sin sentido social del suroeste porque reiterativamente desconoce nuestros planes de vida, lo que hace que su proyecto sea antisocial, dictatorial, ingrato, maldito. Por este motivo nunca será posible hablar de una actividad minera “responsable” en el suroeste de Antioquia  ya que esta se impone e interfiere en la construcción de sociedad, de ambiente y de  economía que queremos para el Territorio.

La fundación Projericó al ser financiada en su totalidad a través de Minera de Cobre Quebradona, es cómplice de las violencias ejercidas contra los pueblos del suroeste de Antioquia, agudizando la división social en los municipios donde se impone el proyecto minero.

No podemos naturalizar la existencia de los conflictos ambientales, mucho menos normalizar a los verdugos quienes se presentan como salvadores con sus falsas soluciones para enfrentar las crisis actuales, desconociendo al mismo tiempo los impactos que han dejado en los territorios.

Creen que con el mejoramiento de la red vial, con el fondo de desarrollo productivo, el apoyo supuestamente a los caficultores, el parque biodinámico, entre otros, van a lograr desvirtuar su directa responsabilidad sobre los conflictos a los que nos están sometiendo, conflictos que destruyen nuestros sentidos sociales del Territorio, SENTIDOS SOCIALES que rechazan categóricamente el proyecto Quedabona y a  la AngloGold Ashanti.

No engañen al país con sus falsos discursos, esas inversiones continúan agudizando la división social de nuestros pueblos, profundizan la cooptación política de concejos y alcaldías municipales, interfieren en las elecciones populares, obstaculizan las competencias de autoridades locales en la definición de acuerdos municipales y en la actualización de esquemas de ordenamiento territorial, estigmatizando a líderes, lideresas sociales y a la población infantil, sometiéndonos a la fuerte confrontación de la cual el proyecto Quebradona y la AGA son los directos responsables.

No estamos interesados en readecuar, reconformar, rehabilitar y recuperar las áreas afectadas que menciona el artículo del El Espectador porque no estamos de acuerdo con su SINSENTIDO Y DESPROPÓSITO SOCIAL. El suroeste no vale los 672.260.433 millones que han invertido en mercados, termómetros, láser, kit de aseo, jabón líquido y tapabocas… La riqueza del suroeste no se compara ni con regalías, ni con el oro, ni con todo el cobre del mundo.

No queremos primera ni segunda fase, desde nuestros planes de vida comunitarios le damos el verdadero sentido social al suroeste de Antioquia. Tenemos claro el proyecto político, económico, cultural y ambiental que realmente necesitamos. Los Planes de Vida son el Proyecto con sentido social que seguiremos construyendo con el sudor de nuestra frente, con los cayos de nuestras manos, con el conocimiento de los ancestros, nos enfrentaremos a las dificultades y no cederemos a la pretensión facilista y al espejismo con el que AngloGold Ashanti quiere someternos.

SUROESTE DE ANTIOQUIA: TERRITORIO SAGRADO PARA LA VIDA

post

Pueblorrico No Permitirá que nos Tapen la Dignidad

El Comité de Concertación Social de Pueblorrico (CocosoP) y El Cinturón Occidental Ambiental (COA) como procesos de articulación de organizaciones sociales y ambientales que construimos Territorios Sagrados para la Vida en las majestuosas montañas del suroeste de Antioquia, nos pronunciamos ante la opinión pública sobre las injerencia de la AngloGold Ashanti (AGA) y su proyecto Minera de Cobre Quebradona en el municipio Pueblorrico.

El 02 Junio de 2020 en el municipio de Pueblorrico la administración municipal hizo entrega de una dotación de 5.250 tapabocas patrocinados por la Gobernación de Antioquia y AngloGold Ashanti, frente a esto queremos manifestar nuestro rotundo rechazo.

No aceptamos naturalizar la existencia de los conflictos como si fueran una condición normal y necesaria que debemos aceptar. Al ser la gobernación de Antioquia la dotadora de este material, y la administración municipal la promotora de su recepción y distribución, manifestamos que existen responsabilidades compartidas entre ambas instituciones pues las autoridades locales pueden ejercer su autonomía municipal para no aceptar estas donaciones y, además, reposicionar su compromiso público con la comunidad pueblorriqueña para rechazar con contundencia las pretensiones de esta empresa minera.

AngloGold Ashanti bajo su proyecto Minera de Cobre Quebradona ha aprovechado la desafortunada situación que ha generado la pandemia por Covid19 para legitimarse en el Suroeste Antioqueño, lo cual se ratifica con la entrega de mercados el pasado 17 de abril y ahora con la distribución de tapabocas.

AngloGold Ashanti está a la espera de la aprobación por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales de su tan anhelado licenciamiento ambiental que le permitirá iniciar sus actividades de explotación en Jericó. Estas muestras de falsa solidaridad sólo son una estrategia para tener aprobación social, fundamental para el trámite de este licenciamiento.

Como grupos organizados de Pueblorrico, recogemos la inconformidad expresada por muchos habitantes del municipio y nos sumamos a la petición del COA para que la administración municipal se pronuncie públicamente y manifieste a la comunidad cuál es su posición frente al proyecto Quebradona de AngloGold Ashanti y sobre los conflictos socioambientales a los que nos ha sometido la empresa minera.

Nuestras luchas en Pueblorrico son históricas y han sido acompañadas de muchas movilizaciones, bloqueos, cabildos abiertos, cabildos comunitarios, fuertes debates con instituciones nacionales y departamentales, encuentros nacionales, Travesías por el Suroeste… Una movilización permanente y ejemplar, y siendo coherentes con nuestras luchas sociales, no permitiremos que se legitime la presencia de AngloGold Ashanti en nuestro Territorio.

Nuevamente reiteramos que Pueblorrico no necesita de la AngloGold Ashanti, necesita de los Planes de Vida Comunitario, nos mantenemos con la propuesta del proyecto de acuerdo que hemos radicado en el concejo municipal para la implementación conjunta de los Planes de Vida Comunitario para que sea la herramienta más eficaz que permita enfrentarnos a los proyectos mineros y energéticos que fomentan el despojo.

post

AngloGold Ashanti Nos Quiere Tapar La Boca

El Cinturón Occidental Ambiental (COA) como proceso de articulación de organizaciones  sociales y ambientales que construimos Territorios Sagrados para la Vida en las majestuosas montaña del suroeste de Antioquia, nos pronunciamos ante la opinión pública para denunciar las estrategias mediáticas que implementa la AngloGold Ashanti mediante la distribución de tapabocas en varios municipios del Territorio.

Recientemente en Pueblorrico, Valparaíso, Jericó, Tarso y Fredonia, las administraciones municipales distribuyeron tapabocas utilizando la publicidad de la AngloGold Ashanti y, según denuncian varios habitantes, recogieron información personal y tomaron registro fotográfico a varias personas a quienes entregaron esta donación.

Según ha publicado el Periódico el Suroeste, esta alianza se gestó entre la gobernación de Antioquia y la AngloGold Ashanti, donando 47.000 tapabocas para el suroeste de Antioquia. Sin embargo, sorprende que administraciones municipales que han hecho compromisos públicos en defensa del Territorio, le faciliten esta estrategia mediática y no tomen posiciones claras frente al clamor de las comunidades al declarar a la AngloGold Ashanti como actor no grato: ¿dónde queda la coherencia?

Mientras varias administraciones municipales se prestan para hacerle publicidad a la AGA, en complicidad con la gobernación de Antioquia, la empresa minera promociona publicidad en varios medios de comunicación nacional exponiendo sus supuestos logros  de “minería responsable” aprovechándose de la necesidad de nuestros pueblos y de la ¿ingenuidad o complicidad? de la administraciones municipales.

Recientemente se ha publicado en El Espectador que esta estrategia se suma a otras iniciativas como la distribución de mercados que recientemente donaron a las administraciones de Pueblorrico, Jericó, Valparaíso y la Pintada.

Es clara la estrategia de la AGA para posicionarse con su peligroso asistencialismo y dividir a las comunidades cercanas que hacen oposición al proyecto Quebradona.

Como ha sido reiterativa la aceptación de estas administraciones municipales, nos acogemos al principio de sinceridad y coherencia, solicitamos un pronunciamiento público de estas administraciones para que nos aclaren cuál es su posición frente al proyecto Quebradona y los conflictos mineros a los cuales nos estamos enfrentando en el suroeste de Antioquia. Nos parece confuso y deshonesto que públicamente manifiestan su posición de defender el Territorio pero desde sus acciones le facilitan la estrategia a la AngloGold Ashanti.

Siendo coherentes con nuestra trayectoria histórica en las luchas sociales, nos ratificamos en la declaratoria de actor no grato a la AGA y a todas aquellas empresas e instituciones que violentan nuestros planes de vida comunitarios.

Rechazamos este tipo de acciones que se suman a la complicidad de la empresa minera e insistimos sobre la necesidad de  que en el suroeste de Antioquia acojamos el mandato popular de construir Territorios Sagrados para la Vida en sus majestuosas montañas.

post

Pueblorrico Necesita del Plan de Vida, No de la AngloGold Ashanti

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

El Comité de Concertación Social de Pueblorrico (CocosoP), como proceso articulador de organizaciones sociales y ambientales que defendemos el Territorio y sus majestuosas montañas, nos pronunciamos ante la opinión pública sobre las pretensiones de AngloGold Ashanti (AGA) en Pueblorrico:

El 17 de abril del presente año, la AGA publica en sus redes sociales que ha distribuido en nuestro municipio 375 mercados, promoviendo de esta manera su campaña de “minería responsable” con el propósito de mejorar su imagen ante la opinión pública -ocultando los conflictos generados por su proyecto- mientras avanzan los trámites de licenciamiento ambiental del proyecto Quebradona.

De igual manera informa que en municipios cercanos como Jericó y Valparaíso ha promovido la misma iniciativa por intermediación de las administraciones municipales. Frente a esta información, queremos invitar a reflexionar a la administración municipal ¿tuvo alguna intervención en la recepción y distribución de los mercados? además, ¿se llegó a algún acuerdo con la AGA?

Consideramos pertinentes estas reflexiones y preguntas, ya que en Pueblorrico llevamos cerca de diez años acompañando las luchas ambientales de comunidades indígenas y campesinas, inclusive las de Jericó y todo el Territorio COA, enfrentándonos continuamente contra esta empresa, visibilizando  conflictos y denunciando sus arbitrariedades.

Sumado a eso, en el año 2014 emitimos mandatos populares, que fueron reconocidos de manera legítima por parte de la alcaldía y el concejo municipal, declarando a la AGA como actor no grato para Pueblorrico y la región.

Recientemente Pueblorrico dio ejemplo de solidaridad, aportando cerca de 1000 – 1500 mercados como iniciativa conjunta entre comunidades campesinas y el resguardo indígena, de esta manera invitamos a toda la comunidad a reflexionar ¿Por qué aceptar 375 mercados de la AGA cuando el Pueblo ha demostrado capacidad de ayudar a las personas más vulnerables de su territorio? ¿tiene sentido recibir aportes de una empresa minera que pretende arrasar con las riquezas de nuestras tierras, especialmente las tierras indígenas y campesinas que están aportando soluciones a la crisis actual en el mundo?

La crisis generada por el coronavirus  es producto de la manipulación, explotación y destrucción de la naturaleza, situación que la AGA pretende implementar con su proyecto Quebradona en Jericó por más de 20 años, inclusive más de 40 años en caso de ser prorrogable.

De esta manera manifestamos nuestro rechazo a cualquier acuerdo que se promueva sin ser consultado de manera efectiva con las organizaciones sociales, y nos oponemos a construir acuerdos con actores que hemos declarado no gratos desde hace más de 5 años.

Queremos resaltar que el camino para seguir enfrentando la crisis del Covid-19, deben ser las campañas solidarias que ya son ejemplo para el suroeste de Antioquia, seguir promoviendo aportes voluntarios, tejiendo redes de cooperación, respaldar la economía local, proteger la cultura embera y la tradición campesina.

Ofrecemos nuestras experiencias y conocimientos para superar estas dificultades. El Plan de Vida Comunitario, su reconocimiento e implementación conjunta, se constituye en un proceso que nos ayudará a fortalecer aquellas iniciativas indígenas y campesinas que hoy sustentan nuestra supervivencia. Les invitamos a que desde la Construcción e Implementación del Plan de Vida nos unamos para construir autonomías, consolidando esta propuesta de manera eficaz para enfrentar y transformar las crisis actuales y futuras que debemos enfrentar.

Pueblorrico necesita del Plan de Vida Comunitario, NO de la AngloGold Ashanti

post

AngloGold Ashanti Vulnera Derechos de Niñas, Niños y Jóvenes en Jericó


COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

El Cinturón Occidental Ambiental (COA) como proceso de articulación de organizaciones sociales y ambientales que construimos Territorios Sagrados para la Vida en las majestuosas montañas del suroeste de Antioquia, denunciamos ante la opinión pública las estrategias que implementa la  AngloGold Ashanti en Jericó, vulnerando los derechos de las comunidades, especialmente de niñas, niños y jóvenes.

En el período de la presente cuarentena se nos remitió un audio del señor Guillermo León Suárez Correa,  rector de la Institución Educativa San Francisco de Asís del corregimiento de Palocabildo en Jericó, en el que envía el siguiente mensaje a los docentes:

“Profes muy buenos días ¿cómo están? Profes me contactaron de la empresa minera la señora Luz Alba Villegas, ella me dice que la empresa le va a ofrecer a los muchachos voluntariamente un pre ICFES virtual (…)

Me dice la señora que por favor le pasemos el dato de la lista de los estudiantes de once con su celular, y si son opositores o no para poder pues, contactarlos (….) pero entonces necesitamos igual el dato de su nombre o el nombre de sus padres con el celular, si son opositores o no para poder Emilio comenzar a trabajar con ellos (…)[1]

Escuchar audio completo:

La AngloGold Ashanti, por medio de la señora Luz Alba Villegas, le solicita al rector de la institución educativa entregar las listas de los estudiantes y referenciar a los supuestos opositores, propiciando la estigmatización y exponiéndolos al fuerte conflicto social que persiste desde hace más de diez años en el municipio y que, en el contexto del país, estos listados han sido utilizados para agredir a opositores, líderes sociales y a sus familias.

De esta manera se evidencia una vulneración al derecho a recibir una educación que fomente la solidaridad, la amistad y la justicia entre todo el mundo como lo establece la UNICEF en la convención sobre los derechos de los niños. De igual manera se afecta la participación infantil pues no se tiene en cuenta la corresponsabilidad con su entorno familiar, social y el Estado para tomar decisiones y atender de manera efectiva su cuidado y protección (ver art. 10 del código de infancia y adolescencia).

A esto se suma información sensible perteneciente a las familias y menores de edad. Es inadmisible cómo la Multinacional promueve estas prácticas, las cuales pueden constituir una falta disciplinaria para el cuerpo docente y administrativo de  las Instituciones Educativas que suministren información sin consentimiento de sus familias. El artículo SEXTO de la constitución colombiana establece que los servidores públicos son responsables por EXTRALIMITACIÓN EN SUS FUNCIONES y la ley 599 de 2000 -Código Penal- artículo 258, establece penas por la utilización indebida de información privilegiada.

El supuesto fortalecimiento educativo que realiza la AngloGold Ashanti, ofertando a las Instituciones Educativas programas de preparación Pruebas Saber, pre ICFES y refuerzos académicos para estudiantes, ha fomentado categorías despectivas a la población infantil que hacen OPOSICIÓN al proyecto en Palocabildo y en el cual también se evidencia el conflicto.

Esta selección se constituye en un patrón de abuso del poder a través de discursos, pretendiendo encubrir conflictos provocados por el proyecto minero y construir una imagen favorable de su empresa, vulnerando derechos y acallando voces de denuncia, oposición y alternativas que confrontan al proyecto minero.

Presentamos esta denuncia a la opinión pública para dar cuenta que estas acciones de la AngloGold Ashanti, en representación de Luz Alba Villegas, Coordinadora de relacionamiento Comunitario, generan vulneraciones a los derechos de niñas, niños y jóvenes, situación que ya cuenta con precedentes de denuncia y que fueron publicadas en El Espectador:

» Existe una inconformidad por parte de algunos padres de familia. Porque la minera está llegando con unos proyectos educativos a los colegios, cuando eso lo debería hacer directamente el gobierno departamental y no una agencia extranjera. La minera anda en busca de un convencimiento social. Eso lo que hace es fracturar la sociedad para generar ese tipo de controversias” (Camila Taborda, 2019)[2]


[1] Se recibió el audio el 03/04/2020.

[2] https://www.elespectador.com/noticias/educacion/denuncian-que-tres-rectores-en-jerico-estarian-aliados-con-anglogold-articulo-874540

post

COMUNICADO COA: Ahora Eres Espíritu del Agua y la Montaña

COMUNICADO COA

GRACIAS JHON JAIRO ARCILA: AHORA ERES ESPÍRITU DEL AGUA Y LA MONTAÑA

El  Cinturón Occidental Ambiental (COA) como articulación de organizaciones sociales y ambientales que construimos Territorios Sagrados para la Vida en las majestuosas montañas del suroeste de Antioquia, lamentamos el fallecimiento de nuestro amigo Jhon Jairo Arcila y enviamos nuestras condolencias a sus familiares.

A Jhon Jairo Arcila lo definimos como una persona noble y amorosa con la gente y la naturaleza, cualidades que siempre sobresalieron en su profesión como médico y en su rol como concejal de Jericó en el período 2008-2019. Sobresalió por ser disciplinado, paciente, amable y comprometido en  labores públicas y en su relación con la comunidad.

Tuvimos el privilegio de movilizarnos juntos desde el 2012 en los encuentros regionales consejo de concejales, en las travesías por el suroeste: un abrazo a la montaña, en cabildos abiertos, en movilizaciones sociales y en varias sesiones del concejo municipal en nuestro propósito de defender el territorio.

Fue uno de los promotores y defensores del acuerdo municipal que prohibía la actividad minera a gran escala de metales y de la protección del patrimonio cultural y ambiental. En los últimos meses presentó una gran exposición en el proceso de actualización del esquema de ordenamiento territorial y en la búsqueda de la protección del patrimonio cultural y ambiental, además planteó un importante debate contra la AngloGold Ashanti.

Como articulación de organizaciones sociales y ambientales queremos reconocerle su valentía y valor civil de acompañar a las comunidades indígenas y campesinas en las luchas por el territorio y la autonomía territorial.

RECONOCEMOS Y ACOGEMOS SU LEGADO!. Jhon Jairo Arcila no ha muerto, se ha transformado en espíritu del agua y de la montaña, está presente en nuestros corazones, en nuestra memoria… nos acompañará en las luchas sociales del suroeste.

¡GRACIAS JHON JAIRO POR SER PARTE DE ESTA FAMILIA!

post

Comunicado COA: Denunciamos la Injerencia de la AngloGold Ashanti en Jericó

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

SOBRE LA INJERENCIA DE LA ANGLO GOLD ASHANTI EN JERICÓ

Territorio COA, Diciembre 31 de 2019

El Cinturón Occidental Ambiental (COA) como proceso de articulación de organizaciones sociales y ambientales que construimos Territorios Sagrados para la Vida en las majestuosas montañas del suroeste de Antioquia, nos manifestamos ante la opinión pública nacional e internacional frente a la presión y cooptación al que ha sido sometido el Concejo Municipal de Jericó por parte de la AngloGold Ashanti y el gobierno nacional.

Durante los últimos días se ha evidenciado una fuerte confrontación en el Concejo Municipal de Jericó en el trámite de ajustes y actualización al esquema de ordenamiento territorial, instrumento jurídico en el que se definen políticas públicas municipales en relación a los usos del suelo, la zonificación del territorio, las zonas de riegos e inundaciones, el patrimonio cultural y ambiental, la participación social y la educación ambiental, entre otros. Estos lineamientos se trabajaron en un estudio conjunto realizado por la universidad EAFIT y la administración municipal, elaborando un documento donde se plasman los soportes técnicos de planeación para los próximos años.

El proceso de aprobación del acuerdo municipal que valida la actualización al esquema de ordenamiento territorial, planteó un punto álgido y una fuerte preocupación a la empresa minera AngloGold Ashanti y al gobierno nacional, porque se pretendía, dentro de los usos de suelo, prohibir la megaminería de metales como condición necesaria para garantizar la protección del patrimonio cultural y ambiental de Jericó.

Durante los días de socialización del proyecto de acuerdo municipal, mediante cabildo abierto realizado el 23 de diciembre, además de la sesión del concejo municipal el 26 del mismo mes, la Agencia Nacional de Minería, el Ministerios de Minas y Energía, la Secreataría de minas del departamento, la Procuraduría y la Corporación “Autónoma” Regional Corantioquia, emitieron oficios presionando insistentemente al Concejo y Alcaldía municipal, para que descartaran la promulgación de dicho acuerdo, señalando que las autoridades locales no pueden prohibir la actividad minera en sus municipios.

La discusión toma fuerza principalmente sobre el Proyecto de Interés Nacional y Estratégico (PINES), es decir, el proyecto Quebradona de la AngloGold Ashanti, en el que toda la institucionalidad nacional hacen un sorpresivo despliegue para intervenir en el recinto del concejo municipal, facilitar la megaminería por encima de las comunidades locales. De igual manera, inesperadamente Corantioquia se retracta del documento de concertación que firmó en el mes de septiembre del presente año con la administración municipal, dejando un gran manto de duda sobre su qué hacer institucional.

Todo este escenario de intromisión, cooptación e intimidación, generó que siete concejales, de once, irresponsablemente se ausentaran del debate, no asistiendo al recinto de los Corporados, entre ellos la presidenta del Concejo Martha Cecilia Espinosa, quienes con su ausencia hundieron el proyecto de acuerdo por el cual se actualiza el esquema de ordenamiento territorial.

Sorprende que los aliados de la AngloGold Ashanti hayan hecho una oposición de cobardes. Tanto los concejales promineros como Corantioquia, no dieron la cara para debatir con amplitud sus oficios y conceptos sobre el ordenamiento territorial, escudándose en  comunicados contraditorios y sin fundamento ético, político y jurídico.

Queremos aclarar que las recientes sentencias, además de regresivas, de la corte constitucional, se han pronunciado sobre -y han bloqueado- las consultas populares y los acuerdos municipales, como mecanismos e instrumentos no válidos para prohibir el extractivismo en los territorios. Sin embargo, aún no ha habido un pronunciamiento que invalide el esquema de ordenamiento territorial para incidir en esta decisión. No entendemos cuál es el temor, el país necesita nuevas sentencias que permita aclarar vacíos y vicios existentes entre la autonomía de las entidades territoriales, la centralidad del Estado, la protección del patrimonio cultural y ambiental, la participación social: que sean los jueces quienes se pronuncien y el pueblo que juzgue.

Por estos motivos queremos señalar la intromisión de la AngloGold Ashanti en los ejercicios de la autonomía de las entidades territoriales, vulnerando la participación y definición de políticas públicas y proyectos de vida en común acordes con el principio de sustentabilidad y las dinámicas históricas, económicas, culturales y ambientales del territorio.

Finalmente queremos expresar nuestro reconocimiento y agradecimiento al alcalde Jorge Andrés Pérez Hernandez, a los concejales Jhon Jairo Arcila Sierra, Oscar Bermúdez Cataño, Jovany Zapata Hernández, Carlos Arturo Londoño Jaramillo, a los campesinos y campesinas de La Soledad y Vallecitos, quienes fueron coherentes con la protección del patrimonio cultural y ambiental. Los resultados  no siempre son los determinantes para valorar los procesos de resistencia, la forma del cómo se hace y con quiénes se construye son fundamentales para continuar esta lucha desde todos los rincones de nuestros ríos y montañas. Ustedes conjuntamente con organizaciones sociales, son un aliciente para seguir avanzando.

El rol que desempeñaron en estos períodos será fundamental para continuar, desde sus experiencias, el fortalecimiento del proceso organizativo en Jericó. Sabemos que este juego sucio de la empresa minera traerá aires renovadores y creativos que unirán nuestras fuerzas al clamor de la montaña Madre, al clamor del suroeste. Les invitamos a continuar sus labores desde el movimiento social.

La articulación regional se sigue fortaleciendo, nuestras voces gritarán al unísono el canto por la vida, con paso firme seguiremos sembrando indignación y resistencia. Llevamos 10 años y nunca nos van a derrotar: largo es el camino y esto apenas empieza.

 

“Mamá, el pueblo se organiza,

generando conciencia pa salir a luchar!

Mama qué será lo que quiere el Pueblo: Plan de Vida

Mama qué será lo que quiere Pueblo: Vida Digna

post

¡NO ES DE FORMA, ES DE FONDO!: Los reparos de la ANLA y el rechazo del COA a la AngloGold Ashanti

Después de las elecciones realizadas el 27 de octubre del presente año, la empresa sudafricana AngloGold Ashanti inició una fuerte campaña mediática en diferentes medios de comunicación nacional, intentando mejorar la cuestionada imagen de un proyecto que ha carecido de legitimidad, caracterizándose por ser un modelo impositivo que ha vulnerado -desde hace más de 10 años- el derecho a la participación efectiva de la comunidad, agudizando la división social, interfiriendo en decisiones municipales, militarizando el territorio y estigmatizando al movimiento social.

Mediante su estrategia mediática ha intentado demostrar las “buenas prácticas mineras” bajo su política de “responsabilidad social empresarial”, intentando ocultar la fuerte oposición que lleva más de diez años y que se ha expresado de diversas formas en el suroeste de Antioquia, como han sido las vigilias por la defensa del territorio, la travesía por el suroeste de Antioquia: un abrazo a la montaña, los encuentros regionales de economías indígenas y campesinas, los encuentros regionales de mujeres y de jóvenes, los cabildos abiertos, los Consejos de Concejales, acuerdos municipales, iniciativas de consulta popular,  entre otras acciones más.

Esta estrategia mediática intensiva le apuesta a mejorar la imagen corporativa en su proceso de licenciamiento social y ambiental. El pasado 29 de noviembre Minera Quebradona radicó ante la Agencia Nacional de Licenciamiento Ambiental (ANLA), el estudio de impacto ambiental (EIA). Para el 10 de diciembre la ANLA le devuelve la solicitud a la empresa minera manifestando tres reparos:

  1. No presentó información completa para los permisos de captación de aguas superficiales, vertimientos, ocupación de cauces, aprovechamiento de materiales de construcción, aprovechamiento forestal, entre otros.
  2. La geodatabase no está debidamente estructurada.
  3. Faltó certificado actualizado expedido por el ministerio del interior de la presencia o ausencia de comunidades étnicas o territorios colectivos en el área de influencia.

Consecuentemente un vocero de la empresa emite concepto, en el periódico El Colombiano, manifestando que esta devolución es de forma y no de fondo.

Sin embargo, desde el Cinturón Occidental Ambiental –COA- queremos reiterar que más allá del concepto de la ANLA, persiste un problema de fondo y no de forma.

El proyecto Quebradona de AngloGold Ashanti ha sido un modelo que nunca fue construido con la gente, ni ha sido aceptado por el suroeste de Antioquia, tampoco es producto de las necesidades nuestras, ha dividido comunidades e interfiriere persistentemente en la posibilidad de continuar la construcción de proyectos de vida propios.

Durante estos 10 años de movilización permanente contra el proyecto minero, desde los rincones de las montañas y ríos, continuamos fortaleciendo y articulando  proyectos de vida que son producto del sentihabitar de los pueblos indígenas y campesinos, de mujeres, hombres, niñas, niños, jóvenes y abuelos en la edificación del Territorio que nos soñamos.

Como el conflicto es de fondo y no de forma, nos oponemos al proyecto Quebradona porque en estas majestuosas montañas le apostamos a la construcción de Territorios Sagrados para la Vida, propuesta que nace de la articulación regional y que se erige a partir de la tradición campesina y la cultura Embera, desde prácticas productivas y culturales de la economía familiar campesina, los sistemas agroecológicos, los circuitos económicos solidarios, los trapiches comunitarios, la gestión comunitaria del agua, los sitios sagrados, las zonas de protección y el patrimonio cultural y ambiental.

Como nuestras luchas son de fondo y no de forma, continuamos conquistando espacios para consolidar los procesos de participación social efectiva y afectiva, que trasciende hasta más allá del infinito, que no se limita a las listas de asistencia. Este proceso se estructura desde los cabildos comunitarios, consultas autónomas, mandatos populares, círculos de mujeres, audiencias autónomas, planes de vida comunitarios, entre otros procesos más.

El movimiento social se fortalece cada vez más, continuaremos defendiendo nuestros mandatos populares, entre ellos,  su declaratoria como actores no gratos para el suroeste de Antioquia. Desde las escuelas agroecológicas, las escuelas de sustentabilidad, la polinización del territorio, las escuelas de arte y cultura, desde la pedagogía de la madre tierra, las fincas escuelas, las cátedras del territorio, las casas madre del territorio, las salas patrimoniales, desde los medios de comunicación comunitarios y alternativos, desde las mesas de concertación social: plan de vida comunitario… continuaremos nuestras resistencias, ratificando permanentemente que estamos construyendo nuestros planes de vida comunitarios y autónomos, NO PERMITIREMOS QUE NOS ARREBATEN LA POSIBILIDAD DE DECIDIR CÓMO QUEREMOS VIVIR.

LARGA ES NUESTRA LUCHA Y CADA VEZ SOMOS MÁS

logo COA Campaña

post

Manifiesto 3ra Travesía por el Suroeste de Antioquia: Un Abrazo a la Montaña

 

MANIFIESTO 3RA TRAVESÍA POR EL SUROESTE DE ANTIOQUIA: UN ABRAZO A LA MONTAÑA

Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial

Territorio COA,  Septiembre 24 de 2019

Movilizándonos en las majestuosas montañas del Cinturón Occidental Ambiental durante 8 días continuos, del 12 al 19 de agosto, caminando trochas, regocijándonos en el fluir de nuestros ríos, respirando la pureza de las montañas, sus aromas infinitos que se alimentan de diversidad, activando la palabra para recuperar historias, aguzando los oídos para aprender de los mayores, caminando con los pies sobre la tierra, entonando las consignas de las  luchas sociales en defensa de la vida, manifestando sentimientos desde el canto, la música, la pintura y el teatro, sintiendo con pasión el amor por la cultura Embera y las tradiciones campesinas, construyendo con eficacia y afectividad la participación social para que niños, niñas, jóvenes, mujeres, hombres, indígenas, campesinos y campesinas, sigamos construyendo persistentemente nuestros planes de vida comunitarios…

De esta manera hemos culminado la 3ra Travesía por el Suroeste, recorriendo los municipios de Támesis, el corregimiento de Palermo, Valparaíso, Caramanta, Jardín, el resguardo indígena Karmata Rúa, Andes, Tarso, Pueblorrico, el corregimiento de Palocabildo, la vereda la Soledad y, finalmente, culminamos nuestro trasegar en el municipio de Jericó. Desde el Abrazo a la Montaña emitimos el siguiente manifiesto:

1. Género:

No exageramos cuando exigimos que se nos nombre, estamos aquí, presentes, hartándonos por siglos de la culpabilidad incauta, del proceso eterno, de la tradición inminente y de la inocencia por omisión. Vamos a seguir aquí, presentes, sumando en el ambientalismo popular y gritando que en los territorios, como nuestros cuerpos, son y se mantendrán libres.

Hemos entendido que la lucha feminista no espera a que se vayan las empresas, o los monocultivos, o a que por fin haya un espacio para que lo discutamos… Y lo hemos entendido, porque eso, el machismo nos atraviesa, nos mata, nos viola, nos violenta, nos silencia, nos minimiza, nos humilla, nos relega…

Queremos que sepan, que si estamos aquí, no es a pesar de todo eso, no vamos a permitirlo más. Paren ya de llamarse aliados, de darnos la fórmula para abolir el patriarcado, porque quizá hace mucha falta mirar hacia adentro y cuestionarse un poco los privilegios.

No nos cabe la menor duda que sin justicia de género no hay justicia ambiental. Vamos a romper y escupir las tradiciones normalizadas que sean necesarias, no exageramos y reivindicamos nuestro digno derecho a ser.

2. Mandatos Populares:

Desde los Mandatos Populares estamos construyendo las políticas para la vida en el suroeste de Antioquia. En la 2da Travesía por el Suroeste: Un Abrazo a la Montaña que tuvo como lema “Justicia social y ambiental para la construcción de paz territorial” y que se realizó en el 2016, presentamos una proclama de mandatos populares a partir de tres lineamientos: 1) Aguas Sagradas para la Vida; 2) Economías Indígenas y Campesinas Sagradas para la Vida y, finalmente, 3) Organizaciones y Participación Comunitaria Sagrada para la Vida (Ver en: http://coaterritoriosagrado.org/499-2/).

Estos lineamientos hoy complementan el Mandato Popular COA “Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial” el cual se estructura en cuatro aspectos prioritarios: 1) Sobre los usos del suelo y los usos del agua; 2) sobre el patrimonio cultural y ambiental; 3) sobre la participación social efectiva y afectiva; y finalmente 4) sobre la educación popular territorial (ver en: http://coaterritoriosagrado.org/mandato-popular-coa-participacion-y-autonomia-para-resignificar-el-ordenamiento-territorial/).

Recogiendo el lema de la 2da Travesía y conectándolo con el de la 3ra, queremos manifestar que el camino para la construcción de la justicia social y ambiental se consolida desde la implementación de estos mandatos populares como apuesta de construcción de políticas para la vida, construidas desde abajo, desde la tierra y el agua, los cuales trazan el horizonte político más efectivo para enfrentarnos a las políticas de la guerra, del odio, de la muerte, del despojo y de toda expresión de violencia que vulnera nuestros cuerpos y territorios. Desde esta perspectiva ratificamos nuestro compromiso para la construcción de Territorios Sagrados para la Vida en la definición de una paz territorial estable y duradera.

3. Ordenamiento Territorial:

El ordenamiento Territorial se constituye en una posibilidad importante para resignificar el Territorio desde la movilización social, desde el posicionamiento de los mandatos populares en la definición de políticas públicas municipales, lo que nos debe exigir de manera permanente a reflexionar: ¿qué es la política pública? ¿Qué es lo público en la política y lo político en lo público? ¿Cómo se construye y se resignifica? Estas disertaciones deben ser incorporadas en las consultas autónomas, cabildos comunitarios, mandatos populares, planes de vida comunitarios y construirse de igual manera desde las escuelas del territorio, las cátedras del territorio, casas madres del territorio y medios de comunicación comunitarios.

De esta manera será posible confrontar el ordenamiento territorial que nos quieren imponer -desde el extractivismo- con los proyectos mineros y energéticos, modelo de desarrollo que permanentemente  atenta contra nuestros derechos territoriales. Desde los Mandatos Populares será posible avanzar en la construcción de políticas para la vida en la configuración de políticas públicas, reconceptualizando lo público y los derechos territoriales en su relación con la tierra, el agua, el aire,  la energía, la biodiversidad, la cultura, entre otros elementos más. Esta es una ruta para entender la justicia socioambiental y la paz territorial desde acciones efectivas que garantizan, mediante los mandatos populares, la democratización de la vida.

4. Sobre las Provincias en el Suroeste:

¿Qué son las provincias? ¿Por qué y para qué se están promoviendo en el suroeste de Antioquia? ¿Quiénes las están posicionando y cuáles son sus propósitos? Es claro que para varios mandatarios locales, además de las organizaciones sociales y comunidad en general, no tenemos claridades del por qué y el para qué de la consolidación de estas figuras territoriales. Si existen dudas frente a estas figuras ¿por qué se acepta algo que no se conoce y que no ha sido lo suficientemente debatido con las comunidades? ¿Por qué y quiénes están forzando la creación de estas figuras? Es importante resaltar, sin llegar a generalizaciones, que algunos de los actores que hoy la están abanderando, han propiciado escenarios de exclusión a la participación social y han persistido en la estigmatización al movimiento social.

Uno de los discursos por los cuales se justifica la figura de las provincias, tiene que ver con la INTEGRACIÓN de los municipios del Suroeste de Antioquia, “integración” que se justifica en la planeación e implementación de modelos de desarrollo basados en la lógica extractiva. Si bien desde el suroeste se ha posicionado el debate en la opinión pública, con un NO rotundo a la minería de metales, el debate sobre el extractivismo apenas comienza, pues es necesario reflexionar de fondo y de manera estructural los proyectos extractivos mineros, energéticos, agroindustriales y turísticos, entre otros, que continúan agudizando conflictos sociales y ambientales, que es urgente reconocerlos, visibilizarlos, confrontarlos y transformarlos… Los mandatos populares nos muestran caminos hacia transiciones energéticas justas, agroecológicas, turísticas comunitarias para la implementación de prácticas sustentables con el patrimonio cultural y ambiental.

Por este motivo consideramos que las Provincias no son legítimas para nuestros procesos y tampoco compartimos la idea de que el modelo de desarrollo y el extractivismo deban ser el eje integrador de nuestros pueblos, por lo contrario, en la búsqueda de nuestra autodeterminación territorial, el eje articulador del Suroeste de Antioquia deben ser los Mandatos Populares y los Planes de Vida Comunitarios.

5. Mesa Plan de Vida Comunitario: 

Bajo la perspectiva de que un eje articulador de los pueblos asentados en las majestuosas montañas del Suroeste de Antioquia deben ser los planes de vida comunitarios, hemos propuesto en varios municipios la creación de las “Mesas de Concertación Social: Plan de Vida Comunitario”, como un escenario prioritario de interlocución y negociación política con las administraciones, concejos y personerías municipales, para que las organizaciones sociales de la articulación COA podamos avanzar en la incorporación e implementación de los mandatos populares y los planes de vida comunitarios en los esquemas de ordenamiento territorial (EOT), planes de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas (POMCA), planes de desarrollo, acuerdos y decretos municipales. Por este motivo es fundamental que la articulación COA vaya tejiendo una red de planes de vida comunitarios.

6. Intergeneración e interculturalidad: 

La 3ra Travesía nos deja una gran satisfacción por la interlocución intergeneracional e intercultural de los procesos sociales con los candidatos a las alcaldías municipales, entre ellos con el proceso que se ha venido construyendo desde las Escuelas de Sustentabilidad: Polinizando el Territorio, propiciando escenarios de participación social de niños, niñas, jóvenes, indígenas y campesinxs, además de la presencia activa de lxs polinizadorxs del Territorio en la preparación de las acciones culturales y de movilización social.

Estos escenarios de diálogos y acciones políticas intergeneracionales e interculturales de niñas, niños, jóvenes, adultxs y abuelxs, indígenas y campesinxs, hombres y mujeres, nos lleva a comprender la articulación COA desde la heterogeneidad, de construir desde las diferencias, las tensiones, las contradicciones y la fluidez, de avanzar en un proceso político paulatino, diverso y complejo que nos permita reconocer a estos actores como sujetos políticos de derechos, actores que deben ser determinantes en la definición de políticas públicas municipales y de los derechos territoriales, además en la construcción de los planes de vida comunitarios y la consolidación de Territorios Sagrados para la Vida…

7. Memoria:

Caminar con los pies sobre la tierra, andar las montañas, nadar en los ríos, deleitarnos con los olores, sabores y colores de la naturaleza, el canto de los pájaros y el transitar de los mamíferos, anfibios, reptiles, insectos… escuchar los relatos de las abuelas y abuelos, recorrer el territorio y reconstruir sus historias, aprender desde las fincas escuelas, los rituales emberá, la tradición campesina, desde nuestros cuerpos y sitios sagrados.

La memoria está en movimiento y en transformación, se expresa en algunas prácticas sociales de la cotidianidad, toma fuerza a medida que nos conectamos con el interior de la Montaña Madre, recuperando caminos ancestrales e historias que aún no se han extinguido. Es semilla activa que germina resistencias, se alimentan de y nutren las luchas sociales en la defensa de los derechos territoriales. Está interconectada con el pasado, el presente y el futuro, se esparce en el cuerpo, en el pensamiento, en las prácticas indígenas y campesinas y se erige como simiente para continuar con nuestro legado de consolidar Territorio Sagrado para la Vida… Nuestras memorias está en construcción.

En la 3ra Travesía recuperamos un camino ancestral en la Montaña Madre y también rendimos homenaje a niñas y niños víctimas de una masacre en Pueblorrico como consecuencia del conflicto social y armado en el Suroeste de Antioquia. Nuestras memorias como resistencias en la lucha por la vida, deben ser memorias transformadoras que aporten a la construcción de políticas para la vida. Es necesario reconstruir las memorias desde las causas y efectos de los conflictos sociales y ambientales que han afectado los territorios indígenas y campesinxs y a la madre naturaleza, pero también es importante reconstruir las memorias desde las resistencias, valorando el rol de la naturaleza en  procesos de supervivencias y de movilización social.

Valorar la naturaleza como víctima del conflicto social, ambiental y armado pero también como semilla emancipatoria que nos ha permitido resignificar la configuración territorial de nuestros pueblos y de enfrentar sistemas de dominación que se expresan en la colonialidad, el patriarcalismo y el capitalismo. Por este motivo debemos apostarle a la reconstrucción de la memoria del conflicto y las resistencias socioambientales en perspectiva de valorar transformaciones creativas, desde una perspectiva histórica, social y espacial, que nos permitan alimentar las luchas presentes y futuras, además de aportarle a los planes de vida comunitarios que están emergiendo.

8. Arte y educación. 

La oportunidad de compartir con grupos artísticos y culturales de Medellín y varios municipios del Suroeste, desde la articulación COA, se constituye en un aliciente para incorporar los shows de circo, payasos, magia, teatro, música, danza, artes visuales (pintura, fotografías y manualidades) y juegos en los procesos de educación popular territorial. La recreación y la diversión deben ser prioritarias en nuestros procesos políticos y formativos, deben ayudarnos a reconstruir el arte, la ética y la estética de las resistencias. El arte es resistencia en sí mismo, El arte es forma de denuncia, una forma efectiva de juntarnos, de superar la racionalidad impuesta y tejer caminos a lo sensible. Por medio del arte se despiertan conciencias, luchas y resistencias…

Estos 8 lineamientos que hemos incorporado en el presente manifiesto COA, deben ser transversales en la construcción/implementación del “Mandato Popular COA: Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial”, puntos de apertura para continuar alimentando proyectos de vida en nuestra apuesta efectiva y afectiva para la democratización de la vida, el agua y el territorio en las majestuosas montañas del Suroeste de Antioquia.

Frente a la construcción de estos proyectos de vida, desde los mandatos populares y los Territorios Sagrado para la Vida, queremos ratificar a la AngloGold Ashanti -AGA- como actor no grato para el Suroeste de Antioquia, al igual que todas aquellas empresas extractivas que violentan nuestros planes de vida y pasan por encima de la autonomía de estos pueblos que hoy reclaman dignidad.

 

PUBLÍQUESE, APLÍQUESE Y DEFIÉNDASE CON DIGNIDAD

 

Monte arriba, abajo

Caminaremos juntos

Para abrazar nuestra lucha por ti

Montaña hermosa.

Gracias sol, luna, estrellas

Por conducir nuestro camino

Por protegerte a ti, a mí,

Porque soy parte de ti,

De mi monte sabio.

(Gladys Yagarí – Canción: El Abrazo a la Montaña.

 

 Logo-COA

SUROESTE DE ANTIOQUIA:

TERRITORIO SAGRADO PARA LA VIDA!

post

Comunicado COA: ¿Sembratón Bosque de Vida?

Territorio COA, 30 de agosto de 2019

El Cinturón Occidental Ambiental (COA) como proceso de articulación de organizaciones indígenas y campesinas, sociales y ambientales, que construimos Territorios Sagrados para la Vida en las majestuosas montañas del suroeste de Antioquia, emitimos el siguiente comunicado a la opinión pública:

Ante la jornada departamental convocada para el 31 de agosto por la Gobernación de Antioquia y las Corporaciones Autónomas Regionales «Gran Sembratón Bosques de Vida», con la que se pretende plantar alrededor de 200.000 nuevos árboles en los 125 municipios del departamento, nos permitimos manifestar nuestro rechazo a la alianza público – privada con empresas como la Gran Colombia Gold, Mineros S.A, Grupo Argos y otras entidades más, pues su vinculación a este tipo de jornadas  representa un despropósito político para el suroeste de Antioquia ya que se legitima el accionar de empresas que representan un modelo de desarrollo basado en políticas del despojo.

Resulta paradójico que estas entidades, cuyas actividades representan en gran medida una de las principales causas del deterioro ambiental de los territorios, se vinculen a actividades como esta donde su patrocinio parece más un asunto de marketing que de verdadero compromiso con el planeta. Su participación en territorios como los del Suroeste, representa un desconocimiento de las voces que por largo tiempo hemos venido manifestándonos en contra de los megaproyectos extractivistas pensados para la región, que no son compatibles con nuestra cultura indígena, con la tradición campesina y mucho menos respetuosas de la fauna, la flora, la tierra y el agua de nuestras majestuosas montañas

La participación de estas empresas en el evento de mañana, legitima no solo el accionar de dichas entidades, sino la privatización de la naturaleza en nombre de un “ambientalismo” corporativo basado en discursos como el de la Economía Verde que sigue acentuando problemáticas sociales, políticas y ambientales en los territorios.

Le embestida del modelo extractivo en el país viene alimentándose de este tipo de discursos que tienen como fin último justificar el modelo de mercantilización de la naturaleza mediante medidas paliativas que en las manos equivocadas solo representan un juego psicológico de publicidad corporativa. Pretenden a través de sus aportes monetarios, que poco o nada significan en sus cuentas bancarias, lavar su imagen a costa del engaño que representa su patrocinio en acciones como éstas.

De esta manera rechazamos que se sigan utilizando a las comunidades para robustecer la imagen corporativa de empresas nacionales y multinacionales que tanto daño han causado en los territorios.

Rechazamos que, en nombre de la Madre Tierra, la economía del despojo pretenda, en una lógica incomprensible del que “reza y peca empata”, aminorar lo que representa la presencia de estas empresas en los territorios y que se haga bajo el amparo de las entidades públicas territoriales como las Corporaciones Autónomas Regionales, las alcaldías y Gobernación.

Como Cinturón Occidental Ambiental – COA planteamos que la protección y el cuidado de nuestra Madre Tierra es una tarea colectiva que carece de sentido si seguimos limitando nuestra acción a una mirada antropocéntrica y si no se reconoce a las comunidades como principales protectoras de la vida. Tenemos la certeza de que con la labor heroica y  consciente de quienes habitamos los territorios y los protegemos desde el amor, la solidaridad y la autonomía, estamos constantemente dándole un respiro al planeta.