post

Hoy el mundo atraviesa múltiples conflictos que profundiza la crisis social y ambiental de manera sistemática en todos los rincones del planeta. La tragedia sigue siendo la expresión maldita de este modelo capitalista, patriarcal y colonial que agudiza el dolor de nuestros pueblos al destrozar con ambición nuestras formas de existir y estar en el mundo, de alimentar sentidos de vida desde el palpitar de los ríos y las montañas, de reexistir día a día desde el corazón de la Madre Tierra.

Este dolor lo hemos transformado en indignación, sentimiento que cada vez se agiganta y fortalece como las raíces de nuestras montañas, indignación que ha sido el motor que ha impulsado el nacimiento de movimientos sociales en resistencia.

En Colombia, mucha de esa indignación se ha encarnado en el Movimiento Ríos Vivos, indignación ejemplar que ha sido inspiración para que muchas organizaciones del país transformemos ese dolor en resistencia y lucha contra el modelo extractivo que cada vez se empeña en destrozar nuestros sueños, cuerpos, territorios.

Enviamos este mensaje de amor y solidaridad al Movimiento  Ríos Vivos y sus procesos en Antioquia, Santander, Caldas, Quindío, Córdoba, Huila, Cauca, Valle del Cauca, entre otras organizaciones más, para que juntos y juntas sigan siendo nuestra inspiración, les invitamos para que en medio de sus dificultades se pueda convocar a un gran diálogo entre sus organizaciones para seguir alimentando ejercicios de reconocimiento, de diálogo, entendimiento y afectos.

Nos ofrecemos para la mediación y aportar a la resolución de conflictos al proceso organizativo si lo consideran pertinente. Este ofrecimiento lo expresamos con el más sincero hermanamiento para que sigamos alimentando la indignación, la resistencia y podamos enfrentar juntos y juntas la política de la guerra mediante la política del amor.

 

Con afecto:

Cinturón Occidental Ambiental (COA)

Mesa Social Minera, Energética y Ambiental (Mesmeya)