post

Transición Energética: Participación Social y Autonomía en el suroeste de Antioquia

La Transición Energética una gran oportunidad para fortalecer Participación Social y Autonomía en el Suroeste de Antioquia

Las crisis ambientales y la actual pandemia nos nuestras grandes vulnerabilidades que tenemos como humanos, lo cual nos ha llevado a iniciar reflexiones sobre la Transición Energética, como la oportunidad de generar paulatinos cambios para transformar el modelo energético actual.

El Calentamiento Global, como producto también de una crisis económica y sistémica, se debe enfrentar de raíz, pues sus efectos nos sitúan en una grave Crisis Climática, lo cual puede agudizar un cataclismo imparable que acabará con la Vida en el planeta.

La ciencia lleva años diciendo que debemos “aplacar” las emisiones de gases de efecto invernadero. La mayor parte de estos gases también son producto de nuestras maneras de vivir, multiplicándose desde el actual modelo económico extractivista.

No nos engañemos, la quema de fuentes energéticas fósiles, petróleo, gas y carbón, además de la deforestación, la agricultura industrial, la ganadería extensiva, la minería y el mismo sistema económico que fustiga fuertemente a la naturaleza, tienen responsabilidades con estas emisiones tan letales de dióxido de carbono, metano, óxido nitroso, entre otras sustancias, que necesariamente debemos frenar.

La discusión es de vieja data y los países alcanzaron algunos acuerdos para enfrentar el Calentamiento Global, como el COP21 de París donde han esbozado una Transición amañada con el capital multinacional, sustituyendo minerales fósiles de la matriz energética para mostrar una “reducción”  de las emisiones, presentando falsas soluciones y ajustándose a los parámetros que define el mercado.

Colombia suscribe esta visión reduccionista de cambiar estas fuentes energéticas pero al tiempo intensifica su estrategia extractivista insistiendo, por ejemplo, en el fracking y en destinar territorios como Santurbán y el Suroeste de Antioquia, con una gran biodiversidad, para la explotación a gran escala de minerales.

Mientras se escuchan otras voces que plantean  el “Derecho a la Energía” como Derecho Humano y no como mercancía, resignificando la Energía como un Bien Común esencial para la humanidad y todo el planeta, con el propósito de dignificar nuestra vida, al igual que el derecho al agua, alimento, salud, cultura…

Cabe el espacio para que las organizaciones sociales y las comunidades, como agentes de cambio, nos lo apropiemos y exijamos al Estado su óptimo uso, distribución y disfrute a partir de principios de equidad, participación, gestión comunitaria y justicia ambiental.

Desde esta perspectiva el verdadero debate energético debe girar en torno a la reflexión de ¿qué modelo de transición se está dando en el país? pero toma más importancia preguntarnos ¿cuál queremos y necesitamos para implementar en los territorios?.

Nuestra región tiene su vocación por el agro, ahora valoramos su implementación desde el reconocimiento y protección del patrimonio cultural y ambiental, fuentes hídricas y ecosistemas únicos que se interrelacionan de manera sustentable con la tradición campesina y la cultura indígena, condiciones necesarias para ese debate.

Nuestra sociedad debe afrontar desde ya una transformación cultural radical que involucre una nueva manera de producir, comercializar, consumir, intercambiar, además de alimentarnos desde un uso energético más armónico con la naturaleza.

La sabiduría popular de nuestros pueblos campesinos y ancestrales, expresadas a través de mingas y convites, de la agroecología, de los acueductos comunitarios, de los circuitos económicos y solidarios, además de las mismas dinámicas de la organización social y comunitarias, nos marcan otros caminos para construir una transición posible que contemple autonomía,  participación energética y soberanía alimentaria.

Esta es una clara oportunidad para que en el Suroeste se integre las propuestas del COA que están encaminadas a la construcción de Planes de Vida Comunitarios y Mandatos Populares para seguir avanzando afectivamente hacia las transformaciones culturales en, desde, con y para los territorios.  

Ahora se está debatiendo la propuesta para la instalación de la “Mesa del Plan de Vida Comunitario” en los Concejos Municipales de Pueblorrico, Caramanta y Valparaiso, contemplado como espacio de interlocución y concertación política entre organizaciones sociales, administraciones y concejos municipales con el fin de incorporar los Planes de Vida Comunitarios y los Mandatos Populares en los Planes de Desarrollo, los EOT y POMCAS.

Una ruta importante para continuar esta reflexión consiste en la apropiación colectiva del Territorio desde prácticas sustentables que nos permita decidir sobre nuestras vidas. Por eso es necesario consolidar los Planes de Vida Comunitarios y los Mandatos Populares para definir rutas posibles que nos permita comprender la democratización de la energía y su gestión comunitaria

Pese a que la cruda realidad, con nuestras propuestas comunitarias y alternativas al desarrollo, ya es tiempo de perder el miedo y romper ese sometimiento que  quieren con más fuerza aplicarnos

El debate comienza, ¿qué dicen las y los habitantes del Suroeste de Antioquia?

La Participación social y la Autonomía son vitales para el Buen Vivir y que aspiramos a establecer en nuestros TERRITORIOS que son SAGRADOS PARA LA VIDA.

post

Diálogos para la Vida: Polinizando Caramanta

En el marco de la Escuela de Sustentabilidad: Polinizando el Territorio en articulación con las Escuelas Agroecológicas, La Asociación Agropecuaria de Caramanta (ASAP), Censat Agua Viva: Amigos de la Tierra y el Cinturón Occidental Ambiental (COA), desarrollaron la última sesión del 2020 con un ejercicio de reconocimiento territorial.

Valorando la importancia que tiene el proceso de Polinizadores del Territorio, planteamos reflexiones sobre su importancia y conexión con algunas dinámicas territoriales de Caramanta.

post

Diálogos para la Vida: Reconocimiento Territorial y Biodiversidad

En el marco de las Escuela Agroecológica del COA, fomentamos caminatas de reconocimiento territorial con el propósito de profundizar sobre los conflictos ambientales y las riquezas naturales que nos ofrece la Montaña Madre.

Tuvimos la oportunidad de caminar el Distrito de Manejo Integrado (DMI) La Trocha, La Capota y Las Nubes, declarados como bosques de niebla con una importante riqueza natural.

También celebramos el día internacional de la Montaña, rindiendo tributo a su majestuosidad, reconociendo que somos parte de ella

post

Diálogos para la Vida: Violencias contra Las Mujeres

En el proceso de la construcción Cátedras del Territorio, hablamos sobre las violencias que afectan a las mujeres en el suroeste de Antioquia, especialmente sobre los casos recientes que han sucedido en Támesis, Caramanta y Salgar. También se plantea la reflexión entre las violencias de género y los conflictos ambientales.

Nos acompañan mujeres de Fredonia, Támesis y Venecia, mujeres estudiantes, profesoras, mujeres de la Asociación Subregional de Mujeres del Suroeste (Asubmus) y del Cinturón Occidental Ambiental (COA)

post

No Más Feminicidios en el Suroeste!

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA


LA CORPORACION VAMOS MUJER, LA ASOCIACION SUBREGIONAL MUJERES DEL SUROESTE, LAS ALI-HADAS DEL SUROESTE, EL CINTURÓN OCCIDENTAL AMBIENTAL Y EL COLECTIVO DE MUJERES DE ANDES
nos unimos en repudio e indignación por todos los asesinatos a mujeres.

De nuevo llegan las noticias, una tras otra, muerte a una mujer, actos violentos que se hacen repetitivos, en razón de género, determinado por la subordinación y la discriminación de la que son víctimas las mujeres, nos encontramos en esta sociedad, en extrema vulnerabilidad, el suroeste,
catalogado como remanso de paz, por muchas personas, nos muestra un contexto de desigualdad y de violencia feminicida, donde se ven las expresiones de larga tradición de predominio del hombre sobre la mujer.


La violencia hacia las mujeres, alcanza formas tales de devastación del cuerpo que constituyen una agresión progresiva para todas las mujeres, nos quieren borrar, como si fuéramos cosas que se pueden desechar, desconociendo que las mujeres somos seres humanos y por ende tenemos derecho a una vida libre de violencias, sea en el ámbito privado o en público, la vida de las mujeres se respeta.


¡¡¡¡¡BASTA DE VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES!!!!!
Nos entretejemos en un solo grito, no nos callarán la voz en medio de esta pandemia y exigimos al Estado, que garantice nuestro derecho a vivir una vida libre de violencias.

Rechazamos en lo absoluto, el feminicidio de Clara Elisa Arenas Henao ocurrido en la noche del 10 de diciembre, en el municipio de Andes, mujer de 17 años. que muere en manos de su pareja sentimental, un joven de aproximadamente 18 años de edad, sin salir de la consternación por este
grave suceso, ocurre un nuevo caso de feminicidio esta vez siendo víctima Ana María Parra Gil, una mujer de aproximadamente 30 años a la que encontraron muerta a machetazos por su compañero sentimental, un recolector de café de la región, sumando estos dos feminicidios en menos de 24 horas, a las altas cifras de violencia hacia las mujeres en el suroeste antioqueño y en el mundo.


REPUDIAMOS TODOS LOS ASESINATOS DE MUJERES
Hoy nos duele, todas las mujeres, que han perdido la vida en medio de la deshumanización de lo femenino, nos duele, la indiferencia, y el olvido, nos duelen las noticias tan aberrantes del momento, sin que haya una acción eficaz y transformadora en nuestros territorios para que estos actos dejen de ocurrir.


Estamos unidas a las mujeres de Andes, a las mujeres del Suroeste, a todas aquellas, que buscan justicia real, reparación y garantías de no repetición, que se adopten medidas contundentes por una vida digna para las mujeres y en paz desde nuestros territorios. ¿A cuántas mujeres más les
van a quitar la vida para que el Estado empieza a funcionar?


JUSTICIA POR TI, POR MI, POR TODAS, TE INVITAMOS A MARCHAR POR CLARA ELISA Y POR ANA MARIA, por todas las que, en medio de esta pandemia machista, les han quitado la vida, SOMOS LA VOZ DE LAS QUE YA NO ESTAN.

Día: lunes 14. Hora 2pm. Lugar: CANCHA CORID, MUNICIPIO DE ANDES

post

Diálogos para la Vida: Instalación Mesas Planes de Vida Comunitarios

Por primera vez en la historia del suroeste de Antioquia, y tal vez del país, Caramanta (19 de noviembre) y Valparaíso (24 de noviembre) instalaron la Mesa Plan de Vida Comunitario como propuesta que nace de los mandatos populares del Cinturón Occidental Ambiental (COA).

En el siguiente programa radial reflexionamos ¿Cuáles fueron las razones por las cuales aprobaron la instalación de la Mesa Plan de Vida? ¿Qué importancia tiene para el municipio? ¿Cuáles son sus principales retos?

Tenemos como invitad@s a concejales y organizaciones Caramanta, Valparaíso y Pueblorrico

post

Caramanta y Valparaíso: Primeros Municipios en Instalar La Mesas Planes de Vida Comunitarios

Por primera vez en la historia del suroeste de Antioquia, y tal vez del país, Caramanta (19 de noviembre) y Valparaíso (24 de noviembre) instalaron la Mesa Plan de Vida Comunitario como propuesta que nace de los mandatos populares del Cinturón Occidental Ambiental (COA).

Surge con el propósito de garantizar la participación social efectiva y afectiva, como condición necesaria para reconocer las diversas expresiones sociales que aportan a la democratización del territorio, a la construcción y toma de decisiones y a su implementación conjunta con autoridades locales.

La mesa se construye desde principios éticos y políticos enfocados a la sustentabilidad, la solidaridad, la confianza y la afectividad en conexión especial con la tierra, el agua, la biodiversidad y nuestras culturas.

Estos principios alimentan la Matriz Plan de Vida Comunitario, fundamentada en los  lineamientos: 1) formación; 2) arte y comunicación; 3) economías campesinas; 4) cultura, interculturalidad e identidad; 5) participación y democracia y, finalmente 6) resignificación del derecho.

Esta matriz se complementan con los “Mandatos Populares COA: participación y autonomía para resignificar el ordenamiento territorial”, los cuales a su vez contienen los siguientes puntos: 1) sobre los usos del suelo y los usos del agua; 2) sobre el patrimonio cultural y ambiental; 3) sobre la participación social efectiva y afectiva, y 4) sobre la educación popular territorial. 

Recogiendo estos lineamientos, los Mandatos Populares COA y los Planes de Vida Comunitarios fueron sometidos a un acuerdo político en el 2019 con los candidatos a las alcaldías municipales de Pueblorrico, Valparaíso y Caramanta mediante el Pacto Plan de Vida Comunitario. En la actualidad los candidatos que firmaron este pacto ejercen como administradores municipales.

La instalación de las Mesas surge de estos Pactos como ruta política y metodológica para incorporar e implementar de manera concertada los mandatos COA y los Planes de Vida Comunitarios dentro de los Planes de Desarrollo (PD), Esquemas de Ordenamiento Territorial (EOT) y Planes de Ordenamiento y Manejo de Cuencas Hidrográficas (POMCAS).

Las Mesas están integradas por alcaldía municipal, concejo municipal y la Corporación Valle del Paraíso en el municipio de Valparaíso. Para el caso de Caramanta, estará conformada por la alcaldía municipal, concejo municipal y la Asociación Agropecuaria de Productores de Caramanta (Asap).

De igual manera, estará acompañada de una red de apoyo conformada por el COA, Defensoría del Pueblo, Personería Municipal, Parroquia Municipal y Censat Agua Viva: Amigos de la Tierra.

Finalmente, en Pueblorrico la propuesta fue archivada desde el mes de agosto por falta de voluntad política e incumplimiento del pacto, lo cual ha impedido su avance. Sin embargo, el 2021 será un año de movilización social con reajustes de estrategias para continuar nuestra lucha en su proceso de instalación e implementación.

Suroeste de Antioquia Territorio Sagrado para la Vida 

post

Diálogos para la Vida: Reconocimiento Territorial y Conflictos Ambientales

En el marco de Caminatas de reconocimiento territorial en el municipio de Pueblorrico, abordamos reflexiones relacionadas con los conflictos ambientales en el suroeste de Antioquia, planteando reflexiones sobre el extractivismo y rutas de acción para la construcción de resistencias.

¿Qué entendemos por extractivismo? ¿Cómo podemos abordar los conflictos ambientales en el suroeste de Antioquia? ¿De qué manera se está dando la privatización del agua y de la tierra?

Estas son algunas reflexiones del programa radial Diálogos para la Vida

post

Diálogos para la Vida: Feminicidios y Violencias contra las Mujeres

En el siguiente programa radial tenemos como invitadas a Leidy López y Dora Hincapié quienes nos compartirán sus reflexiones frente a los feminicidios y las violencias contra las mujeres en el suroeste de Antioquia.

Se hará un acercamiento para comprender las causas de estas violencias, cómo se han expresado en sus municipios, la forma de cómo han reaccionado las instituciones municipales y, finalmente, plantean los retos que debe asumir el Cinturón Occidental Ambiental para enfrentar y transformar este flagelo

post

Diálogos para la Vida: Jóvenes, Movilización y Educación

En el programa radial de hoy, los jóvenes hablan de los aprendizajes que han adquirido en los procesos de movilización en el suroeste de Antioquia, la defensa del Territorio y la participación social.

De igual manera, la lectura que hacen sobre los conflictos ambientales y los procesos de resistencia, les motiva a pensarse profundamente cuál es la educación que quieren para su formación personal y profesional, además, su retribución al Territorio.