post

Manifiesto 3ra Travesía por el Suroeste de Antioquia: Un Abrazo a la Montaña

 

MANIFIESTO 3RA TRAVESÍA POR EL SUROESTE DE ANTIOQUIA: UN ABRAZO A LA MONTAÑA

Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial

Territorio COA,  Septiembre 24 de 2019

Movilizándonos en las majestuosas montañas del Cinturón Occidental Ambiental durante 8 días continuos, del 12 al 19 de agosto, caminando trochas, regocijándonos en el fluir de nuestros ríos, respirando la pureza de las montañas, sus aromas infinitos que se alimentan de diversidad, activando la palabra para recuperar historias, aguzando los oídos para aprender de los mayores, caminando con los pies sobre la tierra, entonando las consignas de las  luchas sociales en defensa de la vida, manifestando sentimientos desde el canto, la música, la pintura y el teatro, sintiendo con pasión el amor por la cultura Embera y las tradiciones campesinas, construyendo con eficacia y afectividad la participación social para que niños, niñas, jóvenes, mujeres, hombres, indígenas, campesinos y campesinas, sigamos construyendo persistentemente nuestros planes de vida comunitarios…

De esta manera hemos culminado la 3ra Travesía por el Suroeste, recorriendo los municipios de Támesis, el corregimiento de Palermo, Valparaíso, Caramanta, Jardín, el resguardo indígena Karmata Rúa, Andes, Tarso, Pueblorrico, el corregimiento de Palocabildo, la vereda la Soledad y, finalmente, culminamos nuestro trasegar en el municipio de Jericó. Desde el Abrazo a la Montaña emitimos el siguiente manifiesto:

1. Género:

No exageramos cuando exigimos que se nos nombre, estamos aquí, presentes, hartándonos por siglos de la culpabilidad incauta, del proceso eterno, de la tradición inminente y de la inocencia por omisión. Vamos a seguir aquí, presentes, sumando en el ambientalismo popular y gritando que en los territorios, como nuestros cuerpos, son y se mantendrán libres.

Hemos entendido que la lucha feminista no espera a que se vayan las empresas, o los monocultivos, o a que por fin haya un espacio para que lo discutamos… Y lo hemos entendido, porque eso, el machismo nos atraviesa, nos mata, nos viola, nos violenta, nos silencia, nos minimiza, nos humilla, nos relega…

Queremos que sepan, que si estamos aquí, no es a pesar de todo eso, no vamos a permitirlo más. Paren ya de llamarse aliados, de darnos la fórmula para abolir el patriarcado, porque quizá hace mucha falta mirar hacia adentro y cuestionarse un poco los privilegios.

No nos cabe la menor duda que sin justicia de género no hay justicia ambiental. Vamos a romper y escupir las tradiciones normalizadas que sean necesarias, no exageramos y reivindicamos nuestro digno derecho a ser.

2. Mandatos Populares:

Desde los Mandatos Populares estamos construyendo las políticas para la vida en el suroeste de Antioquia. En la 2da Travesía por el Suroeste: Un Abrazo a la Montaña que tuvo como lema “Justicia social y ambiental para la construcción de paz territorial” y que se realizó en el 2016, presentamos una proclama de mandatos populares a partir de tres lineamientos: 1) Aguas Sagradas para la Vida; 2) Economías Indígenas y Campesinas Sagradas para la Vida y, finalmente, 3) Organizaciones y Participación Comunitaria Sagrada para la Vida (Ver en: http://coaterritoriosagrado.org/499-2/).

Estos lineamientos hoy complementan el Mandato Popular COA “Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial” el cual se estructura en cuatro aspectos prioritarios: 1) Sobre los usos del suelo y los usos del agua; 2) sobre el patrimonio cultural y ambiental; 3) sobre la participación social efectiva y afectiva; y finalmente 4) sobre la educación popular territorial (ver en: http://coaterritoriosagrado.org/mandato-popular-coa-participacion-y-autonomia-para-resignificar-el-ordenamiento-territorial/).

Recogiendo el lema de la 2da Travesía y conectándolo con el de la 3ra, queremos manifestar que el camino para la construcción de la justicia social y ambiental se consolida desde la implementación de estos mandatos populares como apuesta de construcción de políticas para la vida, construidas desde abajo, desde la tierra y el agua, los cuales trazan el horizonte político más efectivo para enfrentarnos a las políticas de la guerra, del odio, de la muerte, del despojo y de toda expresión de violencia que vulnera nuestros cuerpos y territorios. Desde esta perspectiva ratificamos nuestro compromiso para la construcción de Territorios Sagrados para la Vida en la definición de una paz territorial estable y duradera.

3. Ordenamiento Territorial:

El ordenamiento Territorial se constituye en una posibilidad importante para resignificar el Territorio desde la movilización social, desde el posicionamiento de los mandatos populares en la definición de políticas públicas municipales, lo que nos debe exigir de manera permanente a reflexionar: ¿qué es la política pública? ¿Qué es lo público en la política y lo político en lo público? ¿Cómo se construye y se resignifica? Estas disertaciones deben ser incorporadas en las consultas autónomas, cabildos comunitarios, mandatos populares, planes de vida comunitarios y construirse de igual manera desde las escuelas del territorio, las cátedras del territorio, casas madres del territorio y medios de comunicación comunitarios.

De esta manera será posible confrontar el ordenamiento territorial que nos quieren imponer -desde el extractivismo- con los proyectos mineros y energéticos, modelo de desarrollo que permanentemente  atenta contra nuestros derechos territoriales. Desde los Mandatos Populares será posible avanzar en la construcción de políticas para la vida en la configuración de políticas públicas, reconceptualizando lo público y los derechos territoriales en su relación con la tierra, el agua, el aire,  la energía, la biodiversidad, la cultura, entre otros elementos más. Esta es una ruta para entender la justicia socioambiental y la paz territorial desde acciones efectivas que garantizan, mediante los mandatos populares, la democratización de la vida.

4. Sobre las Provincias en el Suroeste:

¿Qué son las provincias? ¿Por qué y para qué se están promoviendo en el suroeste de Antioquia? ¿Quiénes las están posicionando y cuáles son sus propósitos? Es claro que para varios mandatarios locales, además de las organizaciones sociales y comunidad en general, no tenemos claridades del por qué y el para qué de la consolidación de estas figuras territoriales. Si existen dudas frente a estas figuras ¿por qué se acepta algo que no se conoce y que no ha sido lo suficientemente debatido con las comunidades? ¿Por qué y quiénes están forzando la creación de estas figuras? Es importante resaltar, sin llegar a generalizaciones, que algunos de los actores que hoy la están abanderando, han propiciado escenarios de exclusión a la participación social y han persistido en la estigmatización al movimiento social.

Uno de los discursos por los cuales se justifica la figura de las provincias, tiene que ver con la INTEGRACIÓN de los municipios del Suroeste de Antioquia, “integración” que se justifica en la planeación e implementación de modelos de desarrollo basados en la lógica extractiva. Si bien desde el suroeste se ha posicionado el debate en la opinión pública, con un NO rotundo a la minería de metales, el debate sobre el extractivismo apenas comienza, pues es necesario reflexionar de fondo y de manera estructural los proyectos extractivos mineros, energéticos, agroindustriales y turísticos, entre otros, que continúan agudizando conflictos sociales y ambientales, que es urgente reconocerlos, visibilizarlos, confrontarlos y transformarlos… Los mandatos populares nos muestran caminos hacia transiciones energéticas justas, agroecológicas, turísticas comunitarias para la implementación de prácticas sustentables con el patrimonio cultural y ambiental.

Por este motivo consideramos que las Provincias no son legítimas para nuestros procesos y tampoco compartimos la idea de que el modelo de desarrollo y el extractivismo deban ser el eje integrador de nuestros pueblos, por lo contrario, en la búsqueda de nuestra autodeterminación territorial, el eje articulador del Suroeste de Antioquia deben ser los Mandatos Populares y los Planes de Vida Comunitarios.

5. Mesa Plan de Vida Comunitario: 

Bajo la perspectiva de que un eje articulador de los pueblos asentados en las majestuosas montañas del Suroeste de Antioquia deben ser los planes de vida comunitarios, hemos propuesto en varios municipios la creación de las “Mesas de Concertación Social: Plan de Vida Comunitario”, como un escenario prioritario de interlocución y negociación política con las administraciones, concejos y personerías municipales, para que las organizaciones sociales de la articulación COA podamos avanzar en la incorporación e implementación de los mandatos populares y los planes de vida comunitarios en los esquemas de ordenamiento territorial (EOT), planes de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas (POMCA), planes de desarrollo, acuerdos y decretos municipales. Por este motivo es fundamental que la articulación COA vaya tejiendo una red de planes de vida comunitarios.

6. Intergeneración e interculturalidad: 

La 3ra Travesía nos deja una gran satisfacción por la interlocución intergeneracional e intercultural de los procesos sociales con los candidatos a las alcaldías municipales, entre ellos con el proceso que se ha venido construyendo desde las Escuelas de Sustentabilidad: Polinizando el Territorio, propiciando escenarios de participación social de niños, niñas, jóvenes, indígenas y campesinxs, además de la presencia activa de lxs polinizadorxs del Territorio en la preparación de las acciones culturales y de movilización social.

Estos escenarios de diálogos y acciones políticas intergeneracionales e interculturales de niñas, niños, jóvenes, adultxs y abuelxs, indígenas y campesinxs, hombres y mujeres, nos lleva a comprender la articulación COA desde la heterogeneidad, de construir desde las diferencias, las tensiones, las contradicciones y la fluidez, de avanzar en un proceso político paulatino, diverso y complejo que nos permita reconocer a estos actores como sujetos políticos de derechos, actores que deben ser determinantes en la definición de políticas públicas municipales y de los derechos territoriales, además en la construcción de los planes de vida comunitarios y la consolidación de Territorios Sagrados para la Vida…

7. Memoria:

Caminar con los pies sobre la tierra, andar las montañas, nadar en los ríos, deleitarnos con los olores, sabores y colores de la naturaleza, el canto de los pájaros y el transitar de los mamíferos, anfibios, reptiles, insectos… escuchar los relatos de las abuelas y abuelos, recorrer el territorio y reconstruir sus historias, aprender desde las fincas escuelas, los rituales emberá, la tradición campesina, desde nuestros cuerpos y sitios sagrados.

La memoria está en movimiento y en transformación, se expresa en algunas prácticas sociales de la cotidianidad, toma fuerza a medida que nos conectamos con el interior de la Montaña Madre, recuperando caminos ancestrales e historias que aún no se han extinguido. Es semilla activa que germina resistencias, se alimentan de y nutren las luchas sociales en la defensa de los derechos territoriales. Está interconectada con el pasado, el presente y el futuro, se esparce en el cuerpo, en el pensamiento, en las prácticas indígenas y campesinas y se erige como simiente para continuar con nuestro legado de consolidar Territorio Sagrado para la Vida… Nuestras memorias está en construcción.

En la 3ra Travesía recuperamos un camino ancestral en la Montaña Madre y también rendimos homenaje a niñas y niños víctimas de una masacre en Pueblorrico como consecuencia del conflicto social y armado en el Suroeste de Antioquia. Nuestras memorias como resistencias en la lucha por la vida, deben ser memorias transformadoras que aporten a la construcción de políticas para la vida. Es necesario reconstruir las memorias desde las causas y efectos de los conflictos sociales y ambientales que han afectado los territorios indígenas y campesinxs y a la madre naturaleza, pero también es importante reconstruir las memorias desde las resistencias, valorando el rol de la naturaleza en  procesos de supervivencias y de movilización social.

Valorar la naturaleza como víctima del conflicto social, ambiental y armado pero también como semilla emancipatoria que nos ha permitido resignificar la configuración territorial de nuestros pueblos y de enfrentar sistemas de dominación que se expresan en la colonialidad, el patriarcalismo y el capitalismo. Por este motivo debemos apostarle a la reconstrucción de la memoria del conflicto y las resistencias socioambientales en perspectiva de valorar transformaciones creativas, desde una perspectiva histórica, social y espacial, que nos permitan alimentar las luchas presentes y futuras, además de aportarle a los planes de vida comunitarios que están emergiendo.

8. Arte y educación. 

La oportunidad de compartir con grupos artísticos y culturales de Medellín y varios municipios del Suroeste, desde la articulación COA, se constituye en un aliciente para incorporar los shows de circo, payasos, magia, teatro, música, danza, artes visuales (pintura, fotografías y manualidades) y juegos en los procesos de educación popular territorial. La recreación y la diversión deben ser prioritarias en nuestros procesos políticos y formativos, deben ayudarnos a reconstruir el arte, la ética y la estética de las resistencias. El arte es resistencia en sí mismo, El arte es forma de denuncia, una forma efectiva de juntarnos, de superar la racionalidad impuesta y tejer caminos a lo sensible. Por medio del arte se despiertan conciencias, luchas y resistencias…

Estos 8 lineamientos que hemos incorporado en el presente manifiesto COA, deben ser transversales en la construcción/implementación del “Mandato Popular COA: Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial”, puntos de apertura para continuar alimentando proyectos de vida en nuestra apuesta efectiva y afectiva para la democratización de la vida, el agua y el territorio en las majestuosas montañas del Suroeste de Antioquia.

Frente a la construcción de estos proyectos de vida, desde los mandatos populares y los Territorios Sagrado para la Vida, queremos ratificar a la AngloGold Ashanti -AGA- como actor no grato para el Suroeste de Antioquia, al igual que todas aquellas empresas extractivas que violentan nuestros planes de vida y pasan por encima de la autonomía de estos pueblos que hoy reclaman dignidad.

 

PUBLÍQUESE, APLÍQUESE Y DEFIÉNDASE CON DIGNIDAD

 

Monte arriba, abajo

Caminaremos juntos

Para abrazar nuestra lucha por ti

Montaña hermosa.

Gracias sol, luna, estrellas

Por conducir nuestro camino

Por protegerte a ti, a mí,

Porque soy parte de ti,

De mi monte sabio.

(Gladys Yagarí – Canción: El Abrazo a la Montaña.

 

 Logo-COA

SUROESTE DE ANTIOQUIA:

TERRITORIO SAGRADO PARA LA VIDA!

post

Comunicado COA: ¿Sembratón Bosque de Vida?

Territorio COA, 30 de agosto de 2019

El Cinturón Occidental Ambiental (COA) como proceso de articulación de organizaciones indígenas y campesinas, sociales y ambientales, que construimos Territorios Sagrados para la Vida en las majestuosas montañas del suroeste de Antioquia, emitimos el siguiente comunicado a la opinión pública:

Ante la jornada departamental convocada para el 31 de agosto por la Gobernación de Antioquia y las Corporaciones Autónomas Regionales “Gran Sembratón Bosques de Vida”, con la que se pretende plantar alrededor de 200.000 nuevos árboles en los 125 municipios del departamento, nos permitimos manifestar nuestro rechazo a la alianza público – privada con empresas como la Gran Colombia Gold, Mineros S.A, Grupo Argos y otras entidades más, pues su vinculación a este tipo de jornadas  representa un despropósito político para el suroeste de Antioquia ya que se legitima el accionar de empresas que representan un modelo de desarrollo basado en políticas del despojo.

Resulta paradójico que estas entidades, cuyas actividades representan en gran medida una de las principales causas del deterioro ambiental de los territorios, se vinculen a actividades como esta donde su patrocinio parece más un asunto de marketing que de verdadero compromiso con el planeta. Su participación en territorios como los del Suroeste, representa un desconocimiento de las voces que por largo tiempo hemos venido manifestándonos en contra de los megaproyectos extractivistas pensados para la región, que no son compatibles con nuestra cultura indígena, con la tradición campesina y mucho menos respetuosas de la fauna, la flora, la tierra y el agua de nuestras majestuosas montañas

La participación de estas empresas en el evento de mañana, legitima no solo el accionar de dichas entidades, sino la privatización de la naturaleza en nombre de un “ambientalismo” corporativo basado en discursos como el de la Economía Verde que sigue acentuando problemáticas sociales, políticas y ambientales en los territorios.

Le embestida del modelo extractivo en el país viene alimentándose de este tipo de discursos que tienen como fin último justificar el modelo de mercantilización de la naturaleza mediante medidas paliativas que en las manos equivocadas solo representan un juego psicológico de publicidad corporativa. Pretenden a través de sus aportes monetarios, que poco o nada significan en sus cuentas bancarias, lavar su imagen a costa del engaño que representa su patrocinio en acciones como éstas.

De esta manera rechazamos que se sigan utilizando a las comunidades para robustecer la imagen corporativa de empresas nacionales y multinacionales que tanto daño han causado en los territorios.

Rechazamos que, en nombre de la Madre Tierra, la economía del despojo pretenda, en una lógica incomprensible del que “reza y peca empata”, aminorar lo que representa la presencia de estas empresas en los territorios y que se haga bajo el amparo de las entidades públicas territoriales como las Corporaciones Autónomas Regionales, las alcaldías y Gobernación.

Como Cinturón Occidental Ambiental – COA planteamos que la protección y el cuidado de nuestra Madre Tierra es una tarea colectiva que carece de sentido si seguimos limitando nuestra acción a una mirada antropocéntrica y si no se reconoce a las comunidades como principales protectoras de la vida. Tenemos la certeza de que con la labor heroica y  consciente de quienes habitamos los territorios y los protegemos desde el amor, la solidaridad y la autonomía, estamos constantemente dándole un respiro al planeta.

post

Reconociendo nuestra Tierra Bonita

Reconociendo nuestra Tierra Bonita

Recorrido por la vereda La Alacena y Río Frío, Támesis

El 30 de abril de 2019, el grupo de investigación comunitaria Mi Tierra Bonita, producto de la Escuela de la Sustentabilidad del Suroeste de Antioquia realizada en el año 2017, acompañados de estudiantes de las instituciones educativas San Antonio de Padua y Víctor Manuel Orozco, y con la guía del CODEATE, Acuatámesis, ACATA y Censat Agua Viva realizaron una caminata de reconocimiento territorial y ejercicios de monitoreo ambiental de las veredas La Alacena y Río Frío de El Municipio de Támesis.
Los objetivos de la actividad fueron reconocer el cambio del uso del suelo y del agua en el territorio, ya que se han presentado varias compras de fincas en la parte alta de La Alacena con el fin de sembrar miles de palos de aguacate. Con la llegada de los aguacateros se vislumbra un conflicto ambiental por el uso de las fuentes de agua debido a que la comunidad de la vereda se verá afectada por la cantidad de químicos que requieren los monocultivos de aguacates.
El otro objetivo fue realizar un taller sobre el monitoreo comunitario del agua en el Río Frío y la importancia de la gestión comunitaria del agua, el reconocimiento de las amenazas que existen en el territorio y las alternativas que hay para la distribución, gestión y acceso al preciado líquido, lo que permite generar mayor conciencia frente a los nacimientos de agua y los usos que se le dan.

Los caminantes transitaron caminos que en un futuro cercano serán cerrados para dar paso a los monocultivos de aguacates y a sus letreros de propiedad privada. “No pase”, será el paisaje que marcará el territorio, incluso ya se tuvo que cambiar la ruta de tránsito habitual, pues en este momento hay zonas donde no se puede caminar libremente.
Tras el recorrido, queda la preocupación de perder los relictos de bosque nativo que aún se conservan en la parte alta de la montaña y que son el hogar de flora y fauna única en la zona. Estos bosques se caracterizan por la diversidad, por la humedad y por ser protectores de las aguas que consumen quienes habitan bajo su sombra y protegen de posibles derrumbes del suelo. Se espera que este ejercicio realizado con personas de distintas edades contribuya a seguir generando espacios para el aprendizaje, el intercambio de saberes y la defensa de La Alacena, de Rio Frio, de Támesis y del Suroeste, que son Territorio Sagrado para la Vida.

  Vereda La Alacena

post

COMUNICADO COA: Tercera Travesía por el Suroeste: Un abrazo a la Montaña

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

TERCERA TRAVESÍA POR EL SUROESTE DE ANTIOQUIA: UN ABRAZO A LA MONTAÑA

Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial

 

El Cinturón Occidental Ambiental (COA) como proceso de articulación de organizaciones indígenas y campesinas, sociales y ambientales, que construimos Territorios Sagrados para la Vida en las majestuosas montañas del suroeste de Antioquia, queremos informar a la opinión pública nacional e internacional que el 2019, del 12 al 19 de agosto, será el año para convocar y celebrar la “Tercera Travesía por el Suroeste de Antioquia: Un Abrazo a la Montaña”.

Con el propósito de seguir posicionando el “Mandato Popular COA: Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial”, además de denunciar los conflictos sociales y ambientales generados por el proyecto minero Quebradona y de ratificar la declaratoria de Actor No Grato a la AngloGold Ashanti en el suroeste de Antioquia, las organizaciones de la articulación COA convocamos a todos los pueblos asentados en estas majestuosas montañas para que nos juntemos en la movilización social más emblemática de esta región.

El Abrazo a la Montaña que se realizó en el 2016 planteó como lema “Justicia Social y Ambiental para la Construcción de Paz Territorial”, en perspectiva de comprender  la Justicia y la Paz  desde las formas de cómo nuestras resistencias transforman los conflictos sociales y ambientales mediante la construcción de políticas para la vida, las cuales  se expresan en los Mandatos Populares COA y en los Planes de Vida Comunitarios de pueblos indígenas y campesinos del suroeste de Antioquia.

Por estos motivos, desde las caminatas, plantones, movilizaciones, recuperación  de caminos antiguos y sus historias, audiencias autónomas y comunitarias, chapuzones en charcos y mediante debates con los candidatos y candidatas a las alcaldías municipales, nos proponemos Abrazar la Montaña Madre de Támesis, Valparaíso, Caramanta, Jardín, Karmata Rúa, Andes, Tarso, Pueblorrico y Jericó.

La necesidad nuevamente de juntarnos, reconocernos, abrazarnos, de alimentar nuestros corazones desde los espíritus de la montaña, de los ríos, las tradiciones campesinas y la cultura Embera, desde los sueños de niñas, niños, jóvenes, hombres y mujeres de luchar por la justicia socioambiental y la Paz en los territorios, de vencer las violencias y conflictos mediante la construcción de Territorios Sagrados para la Vida en las majestuosas montañas del Cinturón Occidental Ambiental… Por eso invitamos a todas las comunidades y organizaciones del Suroeste a caminar juntos y juntas para abrazar, con mucha fuerza y amor, nuestra montaña!

___________________________________________________

“Todas las montañas las quieren explotar,
el vientre de la madre lo quieren arrasar,
Y a multinacionales nos quieren someter,
Pero que lo sepan, no va a suceder”
Eliana Marcela Gutiérrez León  (Un abrazo a la Montaña)
______________________________________________________________
“Monte arriba, abajo,
Caminaremos juntos,
Para abrazar nuestra lucha por ti,
Montaña hermosa.”
Gladys Yagarí (Un abrazo a la Montaña)

 


 

SUROESTE DE ANTIOQUIA

TERRITORIO SAGRADO PARA LA VIDA!

post

MANIFIESTO ASAMBLEA COA 2019: Agenda para la Construcción de Territorios Sagrados para la Vida

 

Territorio COA, 15 de Julio de 2019

Reunidas las diferentes organizaciones de la articulación regional del Cinturón Occidental Ambiental (COA) en el municipio de Caramanta durante los días 22, 23 y 24 de febrero del presente año – además de la reunión de Coordinación Política del Núcleo Base (NBCOA) los días 9 y 10 de marzo en Pueblorrico – se consolidó el “PLAN DE ACCIÓN COA: Para la Construcción de Territorios Sagrados para la Vida 2019”.

En el proceso de fortalecimiento de las organizaciones de la articulación COA se continuará en la construcción e implementación de talleres de formación comunitaria, intercambios de experiencias locales, círculos de mujeres, cátedras del territorio, escuelas de sustentabilidad.

Iniciaremos la construcción de las Escuelas Territorio COA con énfasis en agroecología para seguir recogiendo la filosofía de nuestro proceso político el cual se sigue alimentando desde nuestras tradiciones campesina, la cultura indígena y la participación social efectiva-afectiva, expresadas en los circuitos económicos solidarios, planes de vida comunitarios, educación popular territorial y otros aspectos importantes de género, generación e interculturalidad.

Desde estas perspectivas de procesos pedagógicos y políticos le apostaremos a encuentros regionales de educación popular ambiental, valorando las experiencias y aprendizajes de los polinizadores del Territorio, las cátedras del Territorio y las Escuelas Territorio COA.

Para la incidencia en la toma de decisiones, políticas públicas y participación social encaminadas a la autodeterminación territorial, tenemos como retos la implementación de escenarios de participación social como cabildos comunitarios, foros y debates con candidatos a las alcaldías municipales, apuestas encaminadas a la incidencia en los programas de gobierno local mediante nuestros Mandatos Populares, Planes de Vida y las agendas de las mujeres en el suroeste de Antioquia.

Continuaremos posicionando el Mandato COA “Participación y autonomía para resignificar el ordenamiento territorial”, propuestas que adquieren importancia para los esquemas de ordenamiento territorial (EOT), los programas de gobierno, planes de desarrollo, proyectos educativos municipales-institucionales-comunitarios (PEM, PEI, PEC) y los planes de manejo y ordenamiento de microcuencas (Pomcas).

Finalmente queremos celebrar la decisión de convocar a la “Tercera Travesía por el Suroeste: Un Abrazo a la Montaña” que se realizará en el mes de agosto y que tendrá como lema “Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial”. Jericó será el epicentro de la movilización más emblemática de estas majestuosas montañas.

¡Que se prepare el Suroeste,  nuestras voces se unirán al poder de la movilización social y al rugido de la montañas para expresar con fuerza nuestro rechazo al proyecto Quebradona y a la AngloGold Ashanti!

#FueraAngloGold

Suroeste de Antioquia: Territorio Sagrado para la Vida!

post

COCOSOP Logra su Primer Pacto Plan de Vida Comunitario en Pueblorrico

EL Comité de Concertación Social de Pueblorrico (CoCoSoP) en articulación con el Cinturón Occidental Ambiental (COA), el día de ayer (9 de julio), logra la primera Firma que oficializa el Pacto Plan de Vida Comunitario con uno de los candidatos a la alcaldía de Pueblorrico.

Desde hace varios años se han estado construyendo diversas propuestas políticas, ambientales y culturales desde las articulación regional que se expresan en el “Mandato Popular COA: Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial” y desde la construcción de los Planes de Vida Comunitarios.

El Pacto Plan de Vida Comunitario (PPVC) se constituye en un acuerdo político entre los candidatos a las alcaldías municipales y las organizaciones sociales, con el propósito de incorporar estas propuestas políticas dentro de los programas de gobierno.

Dentro de estas propuestas resaltamos el acuerdo político de incorporar el Mandato Popular COA y los Planes de Vida Comunitarios, además de la conformación de la Mesa de Concertación Social Plan de Vida Comunitario en la que se definirán acuerdos fundamentales y prioritarios para su implementación en el Plan de Desarrollo 2020-2023.

De esta manera el candidato a la Alcaldía por el Centro Democrático, Gustavo Arias Raigoza, oficializó su compromiso firmando el Pacto Plan de Vida Comunitario para incorporarlo dentro de su programa de gobierno.

Próximamente también de los demás candidatos a la alcaldía de Pueblorrico oficializarán su compromiso mediante la firma del Pacto Plan de Vida Comunitario.

http://lacalle30.blogspot.com/2019/07/cocosop-logra-el-primer-pacto-plan-de.html

post

Sobre la “Audiencia Pública” en Jericó

El pasado 12 de abril en el municipio de Jericó se llevó a cabo una audiencia pública convocada por el Centro Democrático y por una Comisión Accidental del Congreso de la República. Esta audiencia planteó dentro de sus propósitos un diálogo entre varios actores para abordar temas sobre “medio ambiente y desarrollo sostenible en el suroeste antioqueño” y promover una comisión de seguimiento a la “situación minera, social y de planeación del Territorio”.

La convocatoria a esta audiencia sorprendió a varios mandatarios locales y a  organizaciones sociales del suroeste de Antioquia porque aún no quedan claros los propósitos y alcances de esta iniciativa. Es importante tener presente que su convocatoria e implementación se desarrolló en un extraño y confuso contexto que se caracterizó por:

  • La convocatoria del Centro Democrático a la “audiencia pública”.
  • El mensaje en Twitter del Senador Álvaro Uribe Vélez sobre su oposición a proyectos mineros en el suroeste.
  • La presencia de Mario Uribe en la audiencia.
  • La percepción de algunos medios de comunicación al considerar que “el uribismo recarga a los antimineros en el suroeste”.
  • El desconocimiento de las organizaciones sociales y fuerzas vivas del suroeste.

Resulta evidente el protagonismo que asumió el Centro Democrático y el Uribismo en esta “audiencia pública” pero también resulta contradictorio ya que el gobierno de Álvaro Uribe Vélez otorgó alrededor de 11.000 títulos mineros y dejó en trámite otros 7.000 para que fueran legalizados por sus sucesores. Además, la cercanía que ha tenido el Senador Uribe con las empresas trasnacionales mineras. Para la actualidad, en su Plan de Desarrollo el gobierno de Iván Duque profundiza el modelo extractivo en el territorio colombiano.

Valorando lo anterior, las conclusiones del evento fueron resultado del consenso entre las partes de la Comisión Accidental, lo cual no se puede confundir con un proceso de concertación entre los actores en conflicto. Dentro de estas conclusiones (el de las partes) se planteó la conformación de una Comisión Permanente para continuar el debate mediante mesas de trabajo con todos los actores que permitan llevar sus inquietudes a la plenaria del Congreso.

Sin embargo, ¿Cuáles son los propósitos y alcances reales de la audiencia? ¿Se pretende legitimar el “diálogo” y la “concertación” en un contexto impositivo de políticas extractivas? ¿Se le puede llamar “diálogo” a la imposición? ¿Esta audiencia obedece a un cálculo político-electoral para eximir a sus partidos políticos de las responsabilidades que tienen con el modelo extractivo? ¿Será un paso adicional de AngloGold Ashanti para legitimar la solicitud del licenciamiento ambiental ante la ANLA?

Es importante tener presente estas reflexiones porque los conflictos extractivos no son generados exclusivamente por proyectos mineros. Ya el COA en su Mandato Popular “Participación y Autonomía para Resignificar el Ordenamiento Territorial” plantea la necesidad de profundizar el debate frente a proyectos energéticos, agroindustriales y turísticos [extractivos] y redefinir sus usos para su prohibición/restricción, valorando las alternativas y transiciones hacia prácticas más sustentables con la naturaleza mediante procesos de participación social efectiva y afectiva que garanticen el reconocimiento y protección a la tradición campesina, la cultura indígena y las fuentes hídricas.

En la audiencia fue evidente el rechazo de las comunidades a la presencia de la multinacional AngloGold Ashanti, rechazo que ha sido manifiesto de múltiples formas a través de movilizaciones, plantones, travesías, vigilias, acuerdos municipales, mandatos populares, planes de vida y otros mecanismos políticos y jurídicos. Por este motivo, ni el Uribismo ni el Centro Democrático “recargan” la lucha antiminera en el suroeste, todo lo contrario, han profundizado el conflicto mediante sus políticas extractivas. De esta manera el COA, como articulación de procesos de bases indígenas y campesinas, se enfrenta a sus políticas del despojo.

Sobre la Audiencia Pública

Uno de los fundamentos jurídicos que permiten la convocatoria a la audiencia pública, lo encontramos en la ley 489 de 1998, en el Capítulo VIII titulado “Democratización y control social de la administración pública”. En su artículo 32 señala:

  • Democratización de la Administración Pública: Todas las entidades y organismos de la administración pública tienen la obligación de desarrollar su gestión acorde con los principios de democracia participativa y democratización de la gestión pública […].

Según esta ley, el proceso de “democratización” se puede realizar mediante la implementación de una audiencia pública, sin embargo, ¿Cómo entendemos la democratización? ¿Cómo se conecta esta concepción con la audiencia que se desarrolló el 12 de abril en Jericó? ¿Qué es lo público dentro de la audiencia? ¿Cómo actuó el principio de democracia participativa? Teniendo presente estas preguntas, también es importante cuestionar dentro de esta filosofía de democratización ¿Cómo se construyó la audiencia pública? ¿Quiénes la convocaron? ¿Quiénes definieron la agenda? ¿Quiénes conformaron la mesa principal y por qué? ¿Quiénes y cómo definieron los tiempos y el orden de intervención y la distribución del espacio?

Reflexionar estos interrogantes nos permite concluir que “democratización de la audiencia pública” no hubo, no nos convence ese relacionamiento de “estar” y “hablar” como si fueran ejercicios reales y efectivos de participación. Por este  motivo aumenta nuestra preocupación pues se reafirma un rumbo indeterminado de estos espacios que son convocador por  actores que desconocen los procesos reales y eficaces sobre cómo democratizamos la Vida, el Agua y el Territorio en las majestuosas montañas del Cinturón Occidental Ambiental.

Desde nuestra filosofía y prácticas reales, la democratización de la vida la construimos desde la participación social efectiva y afectiva, desde aquellas acciones cotidianas y colectivas, campesinas e indígenas, sociales y ambientales, de mujeres, niños, niñas, jóvenes y hombres que desde el amor, la solidaridad y la autonomía construimos Territorios Sagrados para la Vida mediante procesos de agricultura campesina familiar, la economía propia, la diversificación de la producción, la agroecología, los circuitos económicos solidarios, la gestión comunitaria del agua y de la tierra, las alternativas y transiciones energéticas, los sitios sagrados, las tradiciones campesinas, la cultura Embera, las fuentes hídricas,  los cabildos comunitarios, los mandatos populares, las consultas autónomas, los planes de vida comunitarios, las escuelas del territorio, las cátedras del territorio, las casas madre del Territorio y los medios de comunicación comunitarios que nos permita el reconocimiento, la articulación, el consenso, la decisión, la permanencia y la educación  para transformar de manera creativa los conflictos sociales y ambientales y resignificar nuestros proyectos de vida digna en los Territorios.

Somos la Articulación COA

¡Construimos Territorios Sagrados para la Vida!

IMG_2005 IMG_1989 IMG_1987 IMG_1981 IMG_1978 IMG_2004 1780612_698725873505999_1949537316_n

post

COMUNICADO COA: A Movilizarnos este 12 de abril en Jericó!

COMUNICADO COA: A Movilizarnos este 12 de abril en Jericó!

Territorio COA, 8 de abril de 2019

 El Cinturón Occidental Ambiental (COA) como proceso de articulación y coordinación de organizaciones indígenas y campesinas, sociales y ambientales que construimos Territorios Sagrados para la Vida en las majestuosas montañas del suroeste de Antioquia, convocamos a todas las organizaciones sociales y ambientales, a la sociedad civil en general, a movilizarnos el próximo viernes, 12 de abril, en el municipio de Jericó.

Con motivo de una “audiencia pública” convocada por el Centro Democrático y por una Comisión Accidental del Congreso de la República, se pretende generar un escenario de “diálogo y participación” con delegados del gobiernos nacional y departamental como lo son: secretaría de minas y secretaria de medio ambiente de la gobernación de Antioquia, Corantioquia, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, Ministerio de Minas y Energía, La Agencia Nacional de Minería, el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, entre otros.

Las Audiencias Públicas deben ser un escenario de interlocución donde las instituciones del Estado deben escuchar a las comunidades sobre sus necesidades, especialmente sobre los conflictos sociales y ambientales a los que nos tenemos que enfrentar, además de priorizar los proyectos de vida indígenas y campesinos en la definición del ordenamiento territorial, sin embargo, y de acuerdo a la agenda definida y no concertada, esta Audiencia plantea lo contrario, no tiene nada de Pública y pretende que las comunidades escuchemos al Estado en su propósito de legitimar la dictadura minero-energética que ha desconocido históricamente los diálogos y la participación social efectiva, violentando nuestras formas de construir las autonomías territoriales.

Por este motivo convocamos nuevamente a las organizaciones sociales del suroeste de Antioquia y a la sociedad civil en general para que nos movilicemos y resignifiquemos el sentido de las Audiencias Públicas, la Participación  y la Movilización Social, además para acompañar a Jericó en su lucha incansable por la defensa del Territorio y reiterar nuestra consigna #FueraAngloGold!

¡Nos vemos este próximo viernes en las calles de Jericó!

Suroeste de Antioquia: Territorio Sagrado para la Vida!

 

 

post

Carta Abierta al Movimiento Ríos Vivos

Hoy el mundo atraviesa múltiples conflictos que profundiza la crisis social y ambiental de manera sistemática en todos los rincones del planeta. La tragedia sigue siendo la expresión maldita de este modelo capitalista, patriarcal y colonial que agudiza el dolor de nuestros pueblos al destrozar con ambición nuestras formas de existir y estar en el mundo, de alimentar sentidos de vida desde el palpitar de los ríos y las montañas, de reexistir día a día desde el corazón de la Madre Tierra.

Este dolor lo hemos transformado en indignación, sentimiento que cada vez se agiganta y fortalece como las raíces de nuestras montañas, indignación que ha sido el motor que ha impulsado el nacimiento de movimientos sociales en resistencia.

En Colombia, mucha de esa indignación se ha encarnado en el Movimiento Ríos Vivos, indignación ejemplar que ha sido inspiración para que muchas organizaciones del país transformemos ese dolor en resistencia y lucha contra el modelo extractivo que cada vez se empeña en destrozar nuestros sueños, cuerpos, territorios.

Enviamos este mensaje de amor y solidaridad al Movimiento  Ríos Vivos y sus procesos en Antioquia, Santander, Caldas, Quindío, Córdoba, Huila, Cauca, Valle del Cauca, entre otras organizaciones más, para que juntos y juntas sigan siendo nuestra inspiración, les invitamos para que en medio de sus dificultades se pueda convocar a un gran diálogo entre sus organizaciones para seguir alimentando ejercicios de reconocimiento, de diálogo, entendimiento y afectos.

Nos ofrecemos para la mediación y aportar a la resolución de conflictos al proceso organizativo si lo consideran pertinente. Este ofrecimiento lo expresamos con el más sincero hermanamiento para que sigamos alimentando la indignación, la resistencia y podamos enfrentar juntos y juntas la política de la guerra mediante la política del amor.

 

Con afecto:

Cinturón Occidental Ambiental (COA)

Mesa Social Minera, Energética y Ambiental (Mesmeya)